Patrimonio 


Zamora: el posible origen de Santa María de Moreruela

Mediados de enero y en este nuevo año recién estrenado contamos ya con noticias de arqueología aquí en España. En concreto, esta vez vamos a irnos hasta la provincia de Zamora, ya que en el marco de las excavaciones realizadas en el yacimiento de El Castillón, en Granja de Moreruela, se ha sacado a la luz un edificio en muy buen estado que podría ser el origen del monasterio cercano, Santa María de Moreruela.

Zamora: el posible origen de Santa María de Moreruela

El edificio hallado consta de tres naves de grandes dimensiones, cuya longitud son aproximadamente unos 20 metros, bancos adosados a la pared y un suelo excelente. Hay vestigios de otros edificios circundantes, que podrían formar parte del primer complejo monástico, de confirmarse esta tesis. Se han encontrado, además, tres cuerpos en las inmediaciones y están pendientes de análisis.

Los arqueólogos están seguros de la datación del siglo IX, pero especulan con retrasar la fecha, según diga el radiocarbono. No descartan, pues, que esta edificación fuera coetánea con San Pedro de la Nave, datada en los siglos VII-VIII.

Una de las tumbas halladas en esta campaña

Todo esto comenzó con el descubrimiento, en la campana estival de 2016 y gracias a la magnetometría, de dos tumbas infantiles, menores de un año, con anemia y carencia de vitamina C. Uno de ellos había sufrido un golpe en la cabeza y una infección. Una de las tumbas, además, había reutilizado una estela funeraria romana.

En este caso, como hemos dicho previamente, se han desenterrado tres cuerpos más. Los restos van a mandarse a Reino Unido, al País Vasco y a Murcia para hacerles pruebas de radiocarbono, colágeno y estudio antropológico, respectivamente.

Esto evidenciaría, en suma, que este asentamiento estuvo ocupado muchos siglos antes, y este espacio, pues, habitado desde el siglo V continuadamente. Se asume la reutilización de materiales previos en las construcciones colindantes, y como ya hemos visto en el caso de la tumba infantil de la que hablamos más arriba. Con este hallazgo, se confirman las fuentes antiguas que mencionaban un monasterio “situado en un lugar elevado a orillas del río Esla”.

Desde 2007 y salvo dos años, 2012 y 2017, ha habido siempre campaña estival. Entre los hallazgos más destacados de este decenio: dos hornos metalúrgicos, dos viviendas de los siglos V y VI y abundantes restos animales y vegetales, que han sido enviados para su análisis a Salamanca y al CSIC, respectivamente.

Imagen de la excavación con el Esla al fondo

Lo que la asociación zamorana Zamora Protohistórica está solicitando a la Junta de Castilla y León ahora es no tener que volver a cubrir el yacimiento y darle al fin la importancia que tiene, amén de la revitalización de esta zona. Según los expertos, la inversión sería mínima ya que, como se puede ver en las fotografías adjuntas, el estado de conservación es excelente. También sería otra forma de poner en valor este lugar desde el punto de vista turístico y disfrutar de la naturaleza colindante.

Los materiales hallados se depositarán en el Museo de Zamora, tras su análisis y catalogación. Cabe destacar que han participado en la excavación profesionales de la arqueología de 17 universidades, tanto nacionales como internacionales.

Desde QAH queremos dar la enhorabuena por este proyecto que de seguro nos seguirá dando alegrías y muchas noticias a lo largo del tiempo.

Vía| Dicyt

Más información| Zamora 24 horas, La opinión de ZamoraZamora Protohistórica

Imágenes y vídeo| Dicyt

RELACIONADOS