Cultura y Sociedad 


Yom Kippur: la principal fiesta judía

Hace tan solo unos días se cumplían 40 años del inicio de la guerra del Yom Kippur. Egipto y Siria decidieron atacar por sorpresa a Israel con la intención de recuperar los territorios perdidos en la Guerra de los Seis Días en 1967. ¿Y por qué se le llama la Guerra del Yom Kippur? Porque los ejércitos árabes decidieron atacar a Israel durante la celebración de su fiesta religiosa, aprovechando así que la mayoría de los soldados judíos estaban de permiso. Pero, ¿en qué consiste el Yom Kippur?

Para todos los judíos, tanto seglares como acérrimos creyentes, existe una fiesta que respetan en su forma más profunda: el Yom Kippur. Este día, el Día de la Expiación, se celebra el 10 del mes hebreo Tishrei, 10 días después del año nuevo judío, el Rosh Hashanah.

Yom Kippur ofrece a los judíos la oportunidad de alcanzar el perdón y ser liberados de sus pecados, para así empezar el año con la conciencia limpia. Para ello deben permanecer en ayuno todo el día, tienen prohibido cualquier tipo de relación sexual y no pueden lavarse ninguna parte de su cuerpo (tampoco los dientes). Además, el día anterior deben realizar el Kaparot, es decir, un ritual de expiación que consiste en hacer círculos con un pollo vivo sobre la cabeza de una persona con la creencia de que sus pecados pasarán al animal. También realizan el Selichot que consiste en pedir perdón los días de arrepentimiento previos al Yom Kippur a las personas a las que hayan ofendido. Por supuesto, el propio día de la fiesta los judíos religiosos pasan todo la jornada en la sinagoga predicando la oración, y al final del Yom Kippur se hace sonar el shofar (un cuerno de carnero) que indica el final del día de oración y ayuno.

Celebración del Yom Kippur

Celebración del Yom Kippur

Durante ese día el mundo se paraliza en Israel, incluso en ciudades poco religiosas como Tel Aviv, todos respetan dicha festividad, de manera que prácticamente no hay tráfico en las carreteras y muchas familias salen a pasear por las calles. Los niños también aprovechan para salir con sus bicicletas y patines. Todos los comercios cierran y las programaciones de radio y televisión se cancelan, excepto las extranjeras.

Y eso es precisamente de lo que Egipto y Siria querían aprovecharse. Sin embargo, la respuesta de los curtidos militares israelitas fue extraordinaria y acudieron al frente antes de lo que los combatientes pensaban. Finalmente Israel ganó la guerra adhiriéndose además más territorio a sus fronteras. Desde entonces Israel no ha tenido que afrontar una nueva guerra con los países árabes vecinos y se ha convertido en la potencia hegemónica de Oriente Medio.

 

Vía| goisrael.es

Más información| ABC

Imagen| Yom Kippur

RELACIONADOS