Cine y Series, Cultura y Sociedad, Uncategorized 


Yo anduve con un zombi (II)

REC4

REC4

Se estrena esta semana REC4. Las expectativas despertadas por parte del público y el despliegue promocional, digno de las grandes producciones internacionales, demuestran la vigencia del género de los zombis. La saga de REC ha sido un fenómeno en España. Jaume Balagueró y Paco Plazo, como directores y guionistas de la franquicia, tuvieron la habilidad de encontrar la fórmula adecuada para repetir el éxito de la primera película proyectada en cines en 2007. Al principio los medios fueron pocos, pero emulando a los pioneros del género lo suplieron con imaginación, un guion con un ritmo vertiginoso y una puesta en escena original con un manejo de la cámara que dotaba a la historia de una gran dosis de verosimilitud. La saga ha perdido en espontaneidad, ha ganado en presupuesto y efectos especiales y mantiene ese ritmo endiablado del que hizo gala la primera película.

Para entender el exito de estas películas, es conveniente repasar algunos títulos recientes que han recibido el beneplácito de la crítica y del público y que han ayudado a consolidar el género de los zombis.

28 días después dirigida por Danny Boyle y estrenada en 2002 es un ejemplo de cómo este género ha dejado de ser un producto de serie B y por lo tanto de bajo presupuesto y ha pasado a interesar a las grandes productoras y a los directores de renombre. Los efectos especiales empiezan a tener importancia junto al incremento de las dosis de violencia y la abundancia de <<casquería>>. Esta película tuvo una notable secuela en 2007 con 28 semanas después del director español Juan Carlos Fresnadillo con escenas espectaculares y un ritmo endiablado.

Zombieland se presentó en los cines en 2009 y su director, Ruben Fleischer supo combinar la comedia adolescente, el terror y la acción. Con esta película se amplia de manera extraordinaria el espectro del género de los zombis.

Resident Evil es una franquicia que puede tener sus detractores y sus admiradores pero lo que sí está claro es que ha servido para trasladar el universo del video juego al cine y por lo tanto ha permitido incorporar a este género cinematográfico a una nueva generación joven que se ha educado con otro concepto del ocio. La primera película de la franquicia se estrenó en 2002 y la última en 2012. Ya está anunciada la próxima que sería la sexta de la saga. Esta serie incorpora al género algunos de los arquetipos habituales de las películas de ciencia ficción porque desarrolla su acción en un futuro apocalíptico y sin esperanzas. Paul W. S. Anderson se ha mantenido durante toda la saga como su principal director, guionista y productor. Mila Jovovich, esposa del director, es la protagonista de la franquicia. Una vez superada la sorpresa de las primeras entregas la saga ha caído en la repetición y la monotonía pero su contribución al cine de zombis es innegable.

Zombis Nazis es un ejemplo de cómo el fenómeno zombi se ha globalizado. Esta película noruega estrenada en 2009 dirigida y escrita por Tommy Wirkola demuestra como el género ha traspasado todas las fronteras y los límites que lo tenían encorsetado. Esta vez se atreve con el cine bélico y mezcla con astucia e imaginación componentes de distintos géneros. El final es antológico. Ya se anuncia una secuela.

Memorias de una zombie adolescente se alimenta del éxito de la película Zombieland pero también de las sagas para adolescentes como Crepúsculo. En este caso su director y guionista Jonathan Levin huye de la lágrima fácil y del tono edulcorado para contar esta historia de amor entre una adolescente y un zombi con un guión lleno de humor y de sarcasmo. La película estrenada en 2013 dio una vuelta de tuerca más al humor como ingrediente dentro del género.

Guerra mundial Z

Guerra mundial Z

Guerra mundial Z es ya el encumbramiento del género. Rodada en 3D representa un salto cualitativo dentro del género tanto por su presupuesto como por la elección de su actor protagonista Brat Pitt que supone una apuesta firme de los productores por este tipo de cine y para su público. Marc Foster, su director presentó esta película 2013 y el éxito de público y crítica fue inmediato. La historia no es muy original. A pesar de todo el interés se encuentra en el desarrollo de la trama. El montaje de la película te mantiene en vilo durante todo el metraje e incluye una escena espectacular que es el ataque de los zombis a la cuidad de Jerusalén resuelta de forma sorprendente.

Imagen| Terror en el cine
En QAH| Yo anduve con un zombi (I)

RELACIONADOS