Cultura y Sociedad 


Yo anduve con un zombi (I)

Imagen promocional de The Walking Dead (AMC)

Imagen promocional de The Walking Dead (AMC)

La reciente emisión de la 5ª temporada de The Walking Dead ha convocado ante los televisores a una legión de seguidores de esta serie, que se estrenó en el año 2010 en EEUU. En este primer artículo abordaremos el origen de este término, así como sus primeros pasos en el cine, allá por los años cuarenta.

El triunfo de la ficción televisiva ‘The Walking Dead’ es heredero del interés que siempre ha habido por esta criatura de ultratumba, además de un rotundo mérito de sus guionistas, que han conseguido que el público se identifique con un grupo de supervivientes, a través de una descripción detallada de sus personalidades y de la evolución de las mismas como consecuencia de las peripecias vividas. No faltan las escenas escabrosas y una exhibición de la violencia sin tapujos pero los caminantes, como aquí se les llama a los zombis, forman parte del paisaje y son la excusa para la explotación de los conflictos entre humanos. La serie la produce Frank Darabont, conocido por algunas perlas que ha dirigido dentro del cine fantástico como La Milla Verde. El propio Darabont se ha reservado la dirección de algunos capítulos de la serie, cuyo éxito mantiene la actualidad del fenómeno de los zombis en el cine.

El origen del zombi (zombie en su acepción inglesa) procede de la mitología vudú y pertenece a la cultura haitiana y/o del Caribe. Existen dos referentes fundamentales en el cine para la popularización de los zombis. La película Yo anduve con un zombi dirigida por Jacques Tourneur en 1943 podríamos que decir que es el acta de nacimiento de este género y se ha transformado en un clásico y una película de culto. Esta película rodada en blanco y negro se enmarcaba dentro del género de terror o de cine fantástico y tenía ciertas dosis de romanticismo. Introducía elementos novedosos como la magia negra, o el cine de terror con claves de cine negro.

Fotograma de 'La noche de los muertos vivientes' de George A. Romero

Fotograma de ‘La noche de los muertos vivientes’ de George A. Romero

George A. Romero revitalizó el género en 1968 con La noche de los muertos vivientes. La sinopsis os puede sonar: un grupo de personas se refugia en una granja para defenderse de un grupo de muertos vivientes «resucitados» por los efectos de unas radiaciones procedentes del espacio. La iconografía de esta película ha creado escuela. Romero se tconvirtió en especialista en este género, ayudando a consolidarlo. Aunque nunca repitió su primer éxito hay que resaltar dentro de su filmografía la secuela Zombi de 1978.  La película establece los parámetros básicos del género.

John Landis con su video clip  Thriller grabado en 1983 a la mayor gloria de Michael Jackson rindió un homenaje a la película de George A. Romero de 1968. Este video clip ha marcado un antes y después dentro de la promoción musical. Por primera vez el videoclip alcazaba la categoría de obra de arte tanto por el presupuesto, como por su guión y la categoría de su director .

Actualmente proliferan en nuestros cines películas de zombis. El componente religioso de los primeros zombis ha dejado paso a una explicación científica de su origen. Los arquetipos mostrados por la película de George A. Romero siguen vigentes: en la mayoría de los casos la aparición de los zombis en el cine actual se debe a una enfermedad viral, un cataclismo nuclear, una guerra bacteriológica o simplemente una mutación incontrolada. Este nuevo género también ha adaptado los esquemas y la estructura de guiones de otros géneros cinematográficos hoy en día casi desaparecidos; del western han extraído la idea del grupo reducido formado por una variedad de personajes y personalidades enfrentadas a un peligro externo: hoy los enemigos son los zombis, ayer eran los indios. La diligencia dirigida por John Ford en  1949 y Río Bravo de Howard Hawks de 1959 son dos guiones perfectos para entender el cine de hoy. Del llamado cine bélico, el género de los zombis ha sabido incorporar un nuevo concepto de guerra: la guerra ya no es contra un ejército clásico sino contra legiones de muertos vivientes. El armamento se ha sofisticado pero no sirve para nada porque nos enfrentamos a una guerra desigual, donde los enemigos son los muertos. En la mayoría de las películas, la tierra ha sido devastada. Los supervivientes humanos han de enfrentarse, desunidos, a una amenaza desconocida  con medios rudimentarios. Pero ésa es otra historia, que trataremos en nuestra siguiente entrega.

 

Imagen| TheWalkingDead; Lanochedelosmuertosvivientes

RELACIONADOS