Tecnología y Social Media 


Wi-Fi, no significa nada, y …¿Li-Fi?

Wi-Fi, es la palabra resultante de un acertado golpe de marketing. Si nos leemos las declaraciones hechas por Phil Belanger, miembro fundador de la Wi-Fi Alliance, podemos descubrir que Wi-Fi es la abreviatura de nada.

No es un acrónimo. No hay significado Wi-Fi y el logotipo a lo ying-yang fueron inventados por Interbrand .
… La única razón por la que se escucha algo sobre ”Wireless Fidelity” es porque algunos de mis colegas tenían miedo. No entendían de marcas o marketing. No podían imaginar el uso del nombre ”Wi-Fi” sin tener asociado algún tipo de explicación literal. Así que llegamos a un acuerdo para incluir la frase ”The Standard for Wireless Fidelity….que-es-li-fi Fue una vez ya habíamos escogido Wi-Fi de una lista de diez nombres que propuso Interbrand. La frase fue inventada por los primeros seis miembros de la junta y además no significa nada”.

Fuese o no un golpe de suerte, lo cierto es que el término se ha extendido tanto que forma parte de nuestra vida habitual. Todo sabemos que es la forma por la que comunicamos dispositivos inteligentes por medios inalámbricos. La usamos y “abusamos” de nuestras Wi-Fi en casa, en el trabajo, en el restaurante y hasta nos ponemos nerviosos cuando estamos sin ella.

Y además, sabemos que es insegura, li-fique perdemos eficacia con la distancia al router que nos la proporciona, que perdemos calidad con paredes y tabiques, pero… es gratis y nos permite comunicación por Internet en infinitos sitios.

La velocidad tampoco es uno de sus fuertes y además disminuye cuando aumenta el número de usuarios. Así que ya se está trabajando en el algo que mejore en precio, en velocidad y en calidad.

Las tendencias actuales son los medios ópticos y en este contexto surgen las redes Li-Fi. Li, procede del término anglosajón Light (luz) y Fi, procede de Fidelity que aunque no tenga sentido es un término que ya hemos acuñado y no va a cambiar.

Este tipo de redes permite la comunicación mediante luz visible. Esta luz lo que hace es transmitir datos ultra-rápidos de luz que son recibidos por un router óptico, sustituimos las ondas de radio por impulsos de luz para transmitir la información.

¿Qué conseguimos con esto?.

En primer lugar aumentar la velocidad, 5 veces más que la fibra óptica de Wi-Fi, más barato porque una simple bombilla puede ser emisor y convertirse en un router, más segura porque no atraviesa paredes.

Pero esto también tiene sus inconvenientes, el hecho de no atravesar obstáculos las hace seguras pero poco ampliables en el espacio. No funcionan con la luz solar directa y tampoco con la luz apagada.

Pero podríamos pensar en cargar nuestros móviles bajo el la lámpara mientras trabajamos con una conexión a Internet muy rápida.

Hay que esperar un poco a ver que nos depara esta tecnología.

Vía| Lola Parra

Imágenes|areatecnología

RELACIONADOS