Jurídico 


Watergate vs “Bárcenasgate”. Grandes escándalos de la corrupción política (III): Similitudes.

Watergate vs. BárcenasgateEn los dos artículos anteriores de esta trilogía, hemos hecho un repaso por dos de los casos de corrupción política más importantes de la historia contemporánea del mundo occidental. Una vez que nos hemos aproximado a ellos por separado, podemos comprobar si existen similitudes entre ambos o si por el contrario, son supuestos completamente diferentes. Por ello, a modo de conclusión de esta serie de tres artículos, vamos a detenernos en los puntos comunes que existen entre el caso Watergate y el caso Bárcenas.

En primer lugar, hay que destacar el protagonismo de los medios de comunicación a la hora de destapar ambas tramas. En el caso Watergate, dos periodistas del Washington Post, Carl Bernstein y Bob Woodward fueron quienes comenzaron a investigar la implicación de miembros del Gobierno de Nixon en el allanamiento de la sede del Comité Nacional del Partido Demócrata en el complejo de oficinas Watergate, gracias a la información proporcionada por “Garganta Profunda”, cuya identidad no se llegó a descubrir hasta 33 años después.

En el caso Bárcenas, la publicación de “los papeles de Bárcenas” por el diario El País, supuso un punto de inflexión en la investigación tanto de las actividades fraudulentas del ex tesorero del Partido Popular, Luis Bárcenas, como de la trama Gürtel. Esta publicación ha supuesto además un impulso para la instrucción judicial de ambas causas que se hallaban en situación de punto muerto.

Del papel desempeñado por los medios de comunicación en ambos casos, deducimos la relevancia que tiene la prensa para informar a la opinión pública acerca de lo que sucede en esferas de la vida pública que quedan fuera del alcance de los ciudadanos, así como para contribuir a la fiscalización de las prácticas abusivas y corruptas que pudieran llevarse a cabo en las altas esferas. La objetividad y rigurosidad de los medios de comunicación es fundamental para una democracia sana.

corrupción políticaOtro de los puntos en común existentes entre el caso Watergate y el caso Bárcenas es el hecho de que desde el poder ejecutivo, se hizo todo lo posible por evitar las investigaciones que estaban siendo llevadas a cabo por los órganos judiciales. En el caso Watergate, Nixon trató de manipular al Procurador especial del caso, Archibald Cox, quien se negó a satisfacer sus pretensiones. En el mismo día, Nixon le pidió al Fiscal General de los Estados Unidos , Elliot Richardson, que destituyera a Cox, quien tampoco cedió a las presiones de Nixon. Fue el Procurador General de los Estados Unidos, Robert Bork, quien si que accedió a las peticiones del presidente destituyendo a Cox, mientras que Richardson dimitía. Esta maniobra se conoce como “la masacre del sábado por la noche”. En España también se han dado tradicionalmente atentados del Poder Ejecutivo contra la división de poderes, uno de los ejemplos más conocidos, tiene que ver con la trama Gürtel y por lo tanto también con el caso Bárcenas.

El ex Magistrado de la Audiencia Nacional, Baltasar Garzón, fue inhabilitado para el ejercicio de su cargo durante 11 años, como consecuencia de su papel como instructor de la trama Gürtel. Una cacería junto con el Ministro de Justicia del gobierno socialista de Zapatero, Mariano Fernández-Bermejo sirvió para que éste dimitiera y Garzón estuviera en el punto de mira.  Fue denunciado por prevaricación por uno de los empresarios que estaban siendo investigados, por permitir escuchas telefónicas entre los presos de la trama Gürtel y sus abogados. El Magistrado del Tribunal Supremo, Alberto Jorge Barreiro, determinó la anulación de las escuchas considerándolas ilícitas, seguidamente se condenó a Garzón a 11 años de inhabilitación para el ejercicio de su cargo.

El desenlace del caso Watergate es de sobra conocido, Nixon dimitió, Gerald Ford le sucedió como Presidente de los Estados Unidos y la primera decisión que tomó como tal fue la de indultar a su predecesor. Jamás llegó, ni tan siquiera, a terminar el proceso judicial iniciado contra él y por supuesto, jamás fue condenado por delito alguno.

El caso Bárcenas está muy lejos de su final, pero no es difícil tener conciencia de los numerosos obstáculos que existen para llevar a cabo una investigación seria del caso, libre de presiones políticas y sociales. En esta investigación se están viendo implicados altos cargos de la política de nuestro país lo que pone aun más barreras a la transparencia deseable en todo proceso judicial.

Como siempre, planteo algunas preguntas que nos sirvan para reflexionar sobre los problemas relativos a la corrupción que asolan la sociedad actual.

¿Es la división de poderes real? ¿Es el Poder Judicial verdaderamente independiente? ¿tenemos prensa objetiva en España? ¿Qué mecanismos tenemos los ciudadanos para saber lo que hacen nuestros gobernantes?

Vía| Wikipedia Watergate, Wikipedia Gürtel

Más información| Washington Post, El País: los papeles de Bárcenas, La Vanguardia: cronología caso Bárcenas

En QAH| Watergate vs “Bárcenasgate”: Grandes escándalos de la corrupción política (I). El caso Watergate, Watergate vs “Bárcenasgate”: Grandes escándalos de la corrupción política (II). Gürtel y los papeles de Bárcenas

Imagen| Corrupción política, Watergate vs. Bárcenasgate

 

RELACIONADOS