Coaching Profesional, Coaching y Desarrollo Personal 


Voluntad

“Podemos dar agua, pero no sed”
Gerardo Schmedling

 

¿Qué es lo que hace que pasemos del deseo a la acción?. Puesto que muchas veces nuestros deseos no coinciden con nuestros deberes, ha de ser la voluntad quien haga la transformación. Pero, ¿qué es la voluntad?

Según el eminente doctor Enrique Rojas, la voluntad es la capacidad para aplazar la recompensa: la joya de la corona de la conducta. Es necesario educarla, a base de ejercicios continuos, creando hábitos de esfuerzo. Renunciar a las inclinaciones inmediatas es menos difícil siempre si estamos adecuadamente motivados, si sabemos lo que queremos claramente y estamos decididos a luchar para conseguirlo. Entonces podríamos decir que tenemos una férrea fuerza de voluntad. No es fácil. Lleva tiempo. Es duro.

Pero re-compensa.

Hay muchos ejemplos de éxito, innumerables proyectos personales y colectivos que han alcanzado la fama tras un enorme trabajo silencioso que no se ve. Me gustaría contaros uno de esos proyectos que me impresionó profundamente.

Nacho Dean, malagueño de 34 años que estudió Publicidad y Relaciones Públicas y es Técnico en Medio Ambiente, tenía un proyecto: earthwidewalk. Partió en 2013 desde Madrid para dar la vuelta al mundo. Acaba de cumplir dos años caminando. La razón de esta trepidante aventura es  un sueño y una necesidad: “dar la vuelta al mundo caminando, conociendo este crisol de culturas y paisajes que es el planeta Tierra; y  aportar mi grano de arena para hacer del mundo un lugar mejor, lanzando un mensaje de amor y respeto por la Naturaleza”.

Con un carrito de trekking, donde lleva todo lo indispensable, emprendió un viaje de  5 años de duración, a través de 5 continentes, recorriendo en total 50.000 kilómetros. Ahora  va adelantado, con más de la mitad de la distancia. Actualmente está en Costa Rica y lleva 24 países a la espalda: España, Francia, Italia, Eslovenia, Croacia, Serbia, Bulgaria, Turquía, Georgia, Armenia, Irán, India, Nepal, Bangladés, Tailandia, Malasia, Singapur, Indonesia, Australia, Chile, Bolivia, Perú, Ecuador y Panamá

Nacho Dean desde Malasia

Nacho Dean a su llegada a Malasia

Con 60.000 euros para todo el viaje, obtenidos de diversos patrocinadores, Nacho está cumpliendo su sueño gracias a una voluntad envidiable. Un reto contra uno mismo, decía ayer Rosa Montero en El País Semanal. Y es cierto. A veces nosotros mismos somos nuestro mayor enemigo, y a veces, nuestro mayor aliado. Todo depende de cuánto nos conozcamos.

Nihil difficile volenti, nada es difícil si hay voluntad

Vía| Daniel Aláez

Más información| earthwidewalk; el lento girar del planeta bajo los pies

Imagen |  Nacho Dean en Malasia

RELACIONADOS