Tecnología y Social Media 


¿Vivir sin petroquímica? ¡NO GRACIAS!

¿Os imagináis como sería vuestra vida si no existiera la química? Pararos un momento a pensarlo: la vida sin plástico (señores, nos quedamos sin la mayoría de los recipientes: champú, alimentos envasados, cepillos de dientes, etc.), ni tampoco polipropileno (¿seríais capaces de vivir sin ordenadores, electrodomésticos, coches…?), ni fibras sintéticas (¡Volvemos a vestirnos solo de algodón y lana!),  ni detergentes, cauchos sintéticos ni abonos. Parece que volveríamos a la Edad Media.

El siguiente enlace producido por “Federchimica” (La Federación Química Italiana) muestra un video en el que el protagonista se despierta y todos los productos químicos han desaparecido: Vivere senza chimica

En realidad, el desarrollo pleno de la química moderna es bastante reciente, después de la Segunda Guerra Mundial, y los productos en los que nos estamos centrando en este artículo forman parte de un área en particular: la petroquímica. Se detalla a continuación de manera simplificada en qué se basa esta ciencia.

El crudo de petróleo está formado por una mezcla de compuestos orgánicos, en su mayoría hidrocarburos (CnHm), que pueden procesarse para obtener una amplia gama de productos. La petroquímica es la ciencia y tecnología que estudia la elaboración de todos aquellos productos químicos que derivan del petróleo y el gas natural a excepción de los combustibles, lubricantes, ceras y asfaltos.

 Por lo que parece, dada la abundancia y disponibilidad del petróleo éste se ha convertido en una de las materias primas ideales para sintetizar productos de gran consumo. Además, la creciente demanda de estos por el desplazamiento de las materias primas tradicionales por las nuevas materias primas sintéticas (p.ejm. fibras sintéticas en lugar de lana y algodón, polietileno en lugar de cristal, etc.), potencia el desarrollo y búsqueda de nuevas técnicas que aseguren que las propiedades de los productos finales correspondan a los usos que se precisan. Así, esta industria ha hecho posible que integremos muchos de los productos que hoy consideramos necesarios para concebir la vida tal y como estamos acostumbrados.

De manera simplificada, las etapas del proceso productivo son las siguientes:

  1. Transformar los hidrocarburos vírgenes del petróleo y gas natural en productos básicos de primera generación aumentando su reactividad química. P.ejm., parafinas en aromáticos y olefinas. Mencionar que existen además otros petroquímicos básicos que no son hidrocarburos. Es el caso por ejemplo del negro de humo, también conocido como hollín.
  2. Incorporar a estos básicos ciertos componentes como oxígeno, nitrógeno y azufre para dar lugar a los llamados productos intermedios o de segunda generación.
  3. Por último, realizar las operaciones oportunas que, conjugando los básicos e intermedios elaboren los productos finales de consumo.

Así, la química ha dejado de ser una ciencia empírica para establecerse sólidamente mediante el desarrollo de aplicaciones versátiles que hacen posible una vida más cómoda, e incluso llegando a evolucionar hasta la ingeniería química, bioquímica y genética.

Como curiosidad, si pincháis en el siguiente enlace veréis de manera ilustrativa qué papel juega la petroquímica en una fecha tan especial como es la NavidadCEPSA

 

Más Información| Asociación Española de Comercio Químico, Asociación Española de Productos Petrolíferos

Imagen| Asociación Española de Productos Petrolíferos, Coparmex

En QAH| ¿Cómo afecta el clima a la gasolina?

RELACIONADOS