Coaching Profesional 


Vivir: el mejor regalo que te puedes hacer

Desde que nacemos tenemos todo establecido, las reglas de la partida las aprendemos a lo largo de los años y pronto conocemos qué debemos hacer y qué no. De hecho, no sólo sabemos lo que debemos hacer, sino los límites que tienen nuestras acciones y, sobre todo, las consecuencias. Consecuencias que, muy a menudo, se ven agrandadas por nosotros mismos y por la influencia del resto, los jugadores.

El rosa para las niñas y el azul para los niños, es el ejemplo más sencillo y más claro que puede venirnos a la cabeza. Ninguna madre quiere que confundan a su niña con un niño y, aunque cada vez menos, muchos corren a la farmacia a hacer unos agujeros en las orejas para adornar con unos bonitos pendientes.

Vive

Elige tu camino

Y todo ello está genial, porque la sociedad necesita ordenarse de algún modo. Sin embargo, tenemos que saber diferenciar hasta qué punto nos sentimos influidos por la opinión de terceros o porque es lo que “se espera de ti”. O si realmente lo hacemos porque queremos, porque lo deseamos, porque queremos ser nosotros mismos.

No tienes por qué ir a la universidad para demostrar al mundo que puedes llegar lejos, hay muchas otras formas de hacerlo. Ninguna carrera es mejor que otra, simplemente depende de tus capacidades. Si eres muy bueno estudiando y tienes mucha memoria visual pero eres incapaz de hablar el público, hay muchas carreras que no estarán hechas para ti. Y está bien, porque cada uno ha de dedicarse a lo que le gusta y se le da bien.

2052bac448d21c9ee3d2399b5ed72596

Vive cada día al máximo

No tienes por qué trabajar en algo que no te interesa para tener más ceros en tu cuenta corriente. Hazlo si realmente lo necesitas, y reflexiona si por un par de ceros no prefieres escoger otra cosa. No te compres una casa, no la alquiles, no tengas pareja y ten todas las que quieras hasta que encuentres a la adecuada. Haz tu vida a tu medida, porque sólo tienes una.

Vístete como quieras. Esté o no a la moda, sea o no lo que le gustaría a tus padres, a tu pareja, a tus amigos o a tu jefe. Vístete para ti, mírate al espejo y lánzate un beso. Si no te quieres tú misma, nadie te querrá por ti.

Da, da mucho de ti, otros te lo agradecerás y créeme, tú recibirás a cambio. Vive cada día como si de todas tus decisiones dependiera tu felicidad, porque así es. Vive, porque es el mejor regalo que te puedes hacer. Y elije, porque tu vida depende única y exclusivamente de ti.

 

Imágenes| Themountainlaurel, Photolenapo

Más información| CompartiendoMacarrones

 

 

RELACIONADOS