Trending 


¿Vivir de Alquiler para evitar una hipoteca?

Parece que en los últimos años la gente está empezando a mostrar una clara preferencia a alquilar frente a hipotecarse.  Será porque ser “propietario” transmite de forma cada vez más débil esa señal de estabilidad, seguridad y riqueza que tradicionalmente la distinguía.  Será porque, como  muchos psicólogos afirman, lo efímero se impone a lo perdurable.  O será, por el enorme recelo que muestran los bancos a la hora de conceder hipotecas ahora que el mercado inmobiliario se ha quebrado o por  el temor de los clientes a embarcarse en largos y cuantiosos créditos de final incierto.

Desde un punto de vista estrictamente económico, hoy por hoy, sigue siendo más rentable hipotecarse que alquilar.  La caída de precios, el exceso de oferta, las condiciones de pago, todo parece favorecer al mercado de la compraventa.  Sin embargo, la hipoteca como instrumento de compra suscita temores en las dos direcciones, tanto en la del cliente como en la del banco.  Para ambos, el problema estriba en que las hipotecas no parecen estar adaptándose a los tremendos vaivenes de la economía.  A la realidad de miles hogares en los que el desempleo recorta la solvencia y capacidad para reembolsar hipotecas obtenidas durante periodos de bonanza.

apartment-185779_1280 (2)

Hipotecarnos nos brinda la posibilidad de adquirir de forma aplazada en pagos mensuales, similares al pago de un alquiler, la casa de nuestros sueños.  Nuestra casa, el núcleo desde donde desarrollaremos nuestro proyecto de vida. Un sueño que haremos realidad porque creemos en nosotros mismos y en nuestras posibilidades.  Un sueño a cumplir en cómodos plazos y a un interés muy bajo.

 

El alquiler, por su parte, nos permite un margen de maniobra, de movilidad, una pizca de libertad. El vínculo que contraemos con nuestra vivienda en alquiler es más flexible que el del hipotecado respecto a su vivienda y eso nos permitirá adaptarnos más fácilmente a las circunstancias que se den en cada caso. No olvidemos además, que alquilando ahorramos una serie de gastos: entre otros, mantenimiento, impuestos y demás contribuciones.

Flexibilidad, libertad o contextualización son ventajas que enriquecen la opción de alquilar frente a la de hipotecarse.  Sin embargo, estabilidad, raigambre o facilidades de pago en el tiempo son virtudes que rodean a la hipoteca.

Así que ¿comprar o alquilar? Ambas opciones tienen cabida dentro de un planteamiento habitual.  La claridad y lógica de un proyecto de compra a largo plazo con una hipoteca que nos ancla a nuestro entorno. Lo opción más habitual y, hoy por hoy, más rentable a largo plazo.  Y, en frente, el alquiler; nada menos que la posibilidad de gozar de la libertad de usar y cambiar de vivienda como estilo de vida o como respiro antes de dar el paso definitivo a la propiedad.

¿Tú qué opinas?

Por Juan Canut

[iframe id="frame-dontknow" frameborder="0" scrolling="no" width="300" height="350" src="http://www.dontknow.net/widget/31231/alquilar-piso-no-hipotecarme"]
RELACIONADOS