Patrimonio 


Visigodos: incógnitas y prestigio en Castilla-La Mancha

Este noviembre no podíamos faltar a nuestra cita con la arqueología peninsular. Las dos noticias que traemos son muy recientes, cosa que nos alegra, y no quedan geográficamente muy lejos una de la otra, así que cogemos la furgoneta para ir a conocer lo que nos deja el otoño en lo que a patrimonio arqueológico se refiere.

Primero iremos a Granátula de Calatrava, en la provincia de Ciudad Real. Gracias a la tumba hallada este verano, se ha podido resolver y confirmar por fin un misterio que había sobre el reino visigodo de Toledo.

Visigodos: incógnitas y prestigio en Castilla-La Mancha

Se ha encontrado en esta campaña una tumba decorada de un clérigo, y ha sido datada hacia el siglo VI. Era diácono del obispado de Oretum, que hasta este descubrimiento era un tema muy debatido. Toledo era la capital del reino visigodo, y tenía mucho poder e influencia. Quiso impedir que hubiera otro obispado más meridional que el suyo, para que no les restara poder, incluso mediante una bula papal. Si hubo alguien que desafió al obispado de Toledo, nunca se había confirmado… Hasta ahora.

En 2005, se excavaban unos baños árabes en este mismo lugar, y se dieron cuenta de que bajo el asentamiento del siglo XI había otro anterior, seguramente visigodo. Sacaron por entonces a la luz un mosaico, con un criptograma de Cristo y una lauda. Ahí hubiera quedado todo si este verano no se hubiera destapado de nuevo el mosaico, para descubrir la tumba del diácono Aurelius Vincentius. Fue la palabra “diácono” la que puso a los arqueólogos de nuevo sobre la pista ya que, si hay diácono, hay obispo. Y si hay obispo, hay obispado.

Imagen aérea del yacimiento de Oretum (Granátula de Calatrava)

Gracias, además, a un trozo de cerámica encontrado en la tumba (una de las capas con las que se había recubierto el enterramiento) se ha podido datar correctamente este hallazgo: la cerámica había sido fabricada en el norte de África entre 530 y 570, y se ha podido ajustar la fecha de inhumación entre 570 y 580.

Volvemos a la furgoneta y ponemos rumbo norte, hacia el yacimiento de Los Hitos, en Orgaz (Toledo), donde gracias a la colaboración entre España, Reino Unido y Alemania, tras 3 años investigando y excavando se ha podido descubrir finalmente un complejo palatino visigodo.

A 30 km de Toledo se encontraba este complejo, semejante a Recópolis, pero de menor tamaño. Durante el último siglo, se había usado como cantera de las poblaciones limítrofes, hasta que en 2016 se comenzó a excavar un espacio de 5 hectáreas. Pero nadie esperaba todo lo que se iban a encontrar. 

En 2017, hallaron una iglesia con un enterramiento en la nave, delante del coro, y otras tumbas en el pórtico sur del templo. El hombre enterrado frente al coro (un dux, tal vez) murió a una edad avanzada, con las piernas arqueadas de cabalgar y los tobillos heridos. También se encontró una lápida con una larga inscripción que corresponde a un poema de contenido religioso-espiritual. En 711 este espacio cambió de manos: seguramente el ajuar funerario fue expoliado, pero sin embargo los espacios fueron reutilizados.

Imagen del edificio basilical

El palacio principal del complejo, excavado en 2018, es muy similar en volúmenes y recuerda mucho a Santa María del Naranco (Oviedo): es un aula palatina con planta basilical. Fue reformado en época andalusí, igual que la iglesia, que pasó a ser una mezquita, como demuestra el mihrab encontrado.

Desde aquí, damos la enhorabuena por el durísimo trabajo que están realizando estos dos equipos y deseamos que sendas investigaciones sigan dando sus frutos y sigamos descubriendo más y mejor sobre este periodo.

 

 

Vía| El País, El País
Más información| ABCYacimiento Arqueológico de Oreto y Zuqueca, Agencia EFE, Villa de Orgaz, ABC,
Imágenes| El País, El PaísABC

RELACIONADOS