Coaching y Desarrollo Personal 


Violencia de género: Quítate la venda de los ojos

La Violencia de Género (VG) es la ejercida del hombre a la mujer, aunque también exista en dirección contraria y en parejas del mismo sexo. La violencia no deja de perder su significado y no se ve menos o más justificada sea cual sea el sexo, raza y/o clase social.

Los adolescentes no identifican la VG como un problema que les pueda pasar a ellos, lo ven lejano. Muchos normalizan y toleran el control, los insultos y las descalificaciones, asumen que es equivalente a estar en una relación y que la violencia es inevitable. Si no son capaces de ver el problema, menos lo serán aún de pedir ayuda.

La violencia de pareja entre adolescentes (entre los 13 y 18 años) se define como un patrón de conductas o amenazas a niveles físicos, psicológicos y/o emocionales hacia la actual pareja o expareja. Dentro de esta población resaltaríamos los siguientes tipos y en especial sus correspondientes apartados, debido a las dificultades que tienen para identificarse con estas situaciones:

  • Violencia Psicológica (predominante): Insultos, control, chantaje, rechazo, acoso, desprecio y/o amenazas entre otros. El control o los celos son interpretados como demostraciones de amor y confianza en la pareja (NO justifican la violencia, NO son amor).
  • Violencia Física: Amenazas, golpes, uso de objetos para golpear, empujones, arañazos, escupitajos, intentos de asfixia,…
  • Violencia Sexual:
  • Mantener relaciones sexuales no deseadas.
  • No usar ni permitir el uso de preservativos aun cuando ella lo pida.
  • Contagiarla con Infecciones de Transmisión Sexual (ITS).
  • Obligarla a realizar o recibir tocamientos sexuales no deseados.
  • Durante el acto sexual obligar a la mujer a prácticas no pedidas ni deseadas.
  • Violencia Social: Aislamiento/distanciamiento de familiares y amigos, control de las actividades sociales y/o ejercer la violencia delante de otras personas.

Que estas situaciones se den y se mantengan tienen como finalidad el demostrar a su pareja el poder y el control que tiene sobre ella. En este tipo de relaciones la pareja no está unida, si no atada.

¿Cómo saber si me está pasando a mí?

En la presente imagen podemos observar el ciclo de la violencia, hace referencia a las tres fases por las que pasa el agresor:

La primera, acumulación de tensión, surgen peleas y gritos sin motivo, la hostilidad va en aumento, el agresor hace que la víctima se sienta culpable por no poder poner fin a las discusiones y crea su miedo porque su relación acabe. En la segunda fase, explosión de la tensión, la tensión acumulada estalla sobre la pareja en forma de violencia. Por último, en la fase de la luna de miel, el agresor dice sentirse arrepentido, pide perdón y habla sobre su cambio a mejor. Durante esta fase se convierte en “la pareja ideal” y su pareja se siente extasiada, como si tuviese el control, sintiéndose omnipotente al creer que ha cambiado por ella y que ella también ha sido partícipe del cambio.

Una vez que se está en la fase de luna de miel y el agresor ha conseguido su propósito (el perdón), se siente nuevamente seguro en la relación, “ya la ha recuperado” y entonces no tiene que seguir complaciéndola para “retenerla”, por lo que se retoma la Fase I.

¿Qué hacer?

Trabajar con cautela desde la comprensión, hacerles conscientes de las manifestaciones de maltrato, que sean capaces de ver la desigualdad. Trabajar en el concepto de pareja sana, ya que a veces carecen de referencias.

Pautas de seguridad:

  • Si lo va a dejar con la pareja, trabajar la resistencia para reconocer el chantaje emocional y no rendirse ante actitudes de victimización. Hacerlo en sitios públicos e incluso acompañadas.
  • Descartar el uso de la violencia, su pareja también puede denunciar por agresiones.
  • Después de la ruptura o ante amenazas, evitar quedar con la expareja, especialmente a solas.
  • Cortar todo contacto, bloquearle en las redes sociales y en whatsapp.
  • Conservar mensajes en redes sociales, mensajes, notas,… en los que hubiesen amenazas.
  • En caso de emergencia llamar al 112.

Un tema presente casi a diario, denuncias, maltrato, muertes,… No basta con decir, hay que actuar y concienciar. La violencia contra la mujer es un problema de derechos humanos.

 

Vía| A safe place NH

Informe teléfono ANAR Violencia de Género 2015

Proyecto Luz Casanova

Imagen| Ciclos de la violencia de género, violencia de género.

RELACIONADOS