Patrimonio 


Villa Romana de Noheda (Cuenca): el lujo superlativo en Hispania

Villa Romana de Noheda (Cuenca): el lujo superlativo en Hispania

El mes pasado no pudimos hacernos eco de la noticia que copó titulares a ambos lados del Canal de la Mancha, pero este mes vamos a hablar de uno de los casos más importantes y controvertidos de la arqueología patria. Y decimos controvertidos porque… bueno, pues porque está en los tribunales. Quien diga que el verano no trae noticias relevantes es que no nos lee con asiduidad.

El dueño de la finca donde se encuentra la Villa Romana de Noheda fue expropiado en 2013, y ha reclamado en los tribunales una suma por valor de 48.9 millones de euros, por el valor del yacimiento, del que hablaremos después. En 2014 fue tasado por 6 millones de euros por una comisión académica, y el municipio (Villar de Domingo García) le ofreció 7500 euros por las 5 hectáreas de suelo rústico que le iban a expropiar.

El problema que ha habido en este caso es que la Ley 16/1985 de 25 de junio o la Ley de Patrimonio de 1985 dice que si hay un descubrimiento y se notifica a las autoridades prontamente, el descubridor tiene derecho al 50% del valor de lo hallado, como recompensa o premio. En este caso, la notificación oficial llegó con 20 años de retraso, cuando lo que da la ley son 30 días.

El Juicio de Paris y el rapto de Helena de Troya

Haremos hincapié sobre la oficialidad. Se sabía del yacimiento desde antiguo: en un mapa de Alonso de la Cruz (1554), que se guarda en el monasterio del Escorial, denomina al lugar Villar de la Vila y en 1897 Francisco de Coello ya describió la “existencia de unas ruinas romanas, con teselas, en la pedanía de Noheda”. En el entorno se conocían los hallazgos bajo cuerda. Durante este tiempo, ha habido expolio y venta ilegal de materiales arqueológicos (benditos detectores de metales) y aunque pararon la actividad agrícola (debido a que la tierra encharcaba y acababa convirtiéndose en un barrizal, por efecto de los mosaicos) siguió sin ser notificado oficialmente. En 2004 hubo una cata “a tiro hecho”: se sabía perfectamente dónde iban a encontrar restos ya que los profesionales iban avisados de dónde habían salido las teselas.

Mientras todo esto pasa en los tribunales, en Villar de Domingo García, provincia de Cuenca, siguen los trabajos arqueológicos en la Villa Romana de Noheda. Desde la Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha han decidido que el lugar se va a “abrir por obras” al público, y ha tenido tan buena acogida la iniciativa que las más de 1000 invitaciones para las diferentes visitas guiadas gratuitas que se van a llevar a cabo se agotaron en menos de 9 horas.

Este yacimiento, si se cumplen los pronósticos, y con un 5% del total excavado, iría en materia musivaria por delante del más grande conocido hasta ahora: la Villa Romana del Casale, en Piazza Armerina.

¿Y qué tiene de alucinante que hasta The Times le ha dedicado un artículo? Pues en lo poco que se ha podido excavar por ahora, un enorme mosaico figurativo y una colección de más de 500 piezas de mármol de Carrara. Sí, de Carrara. No se habían encontrado los investigadores un yacimiento tan lujoso en mucho tiempo.

Vista de la parte sur del mosaico

Esto nos habla de su dueño, de su estatus social y de su vastísimo patrimonio, a tenor de lo encontrado. Según datos de georradar, la finca, en su totalidad, mide alrededor de 10 hectáreas, o la mitad de la extensión del Park Güell, para hacernos una idea aproximada. El triclinium de la domus, casi 300m2. El propietario era tan rico que se hacía traer desde Siria el vino que consumía. Se piensa que era un rico terrateniente relacionado con el emperador Teodosio el que mandó construir este descomunal complejo residencial. Es, en boca del arqueólogo que dirige la excavación, Miguel Ángel Valero, una “urbes in rure” (ciudad en el campo). En los 80km2 de extensión tenía una zona de cultivo, otra zona de pasto para el ganado y una zona más, montañosa, de donde poder obtener madera. La hacienda, además, está lo suficientemente lejos de la vía más cercana para evitar sufrir visitas inesperadas.

De los análisis realizados hasta ahora, se han detectado más de 30 tipos distintos de mármoles, traídos de todas partes del mundo conocido, para crear los magníficos paños de mosaico que se han descubierto. También se piensa que habría varios pictor imaginarius, varios diseñadores de mosaicos, trabajando al mismo tiempo. Los especialistas han sido capaces de enumerar las escenas del triclinium: el mito de Enómao, Pélope e Hipodamia, dos Pantomimas, el Juicio de Paris y el Rapto de Helena, El cortejo dionisiaco y Thiasos marino.

La campaña de excavaciones de este verano se centrará en la zona donde el pasado año se localizó la planta de la villa, a través de la teledetección por georradar, que descubrió lo que parece que podría ser el salón de recepción (o salón áulico) más grande conocido hasta la fecha de todo el Imperio Romano, con una superficie aproximada de 750m2, pero también en otras líneas de trabajo.

Este sí que es un hallazgo para seguir al detalle, porque lo que se atisba son años de trabajos arqueológicos, años de estudio y años de hacer Historia. En Qué Aprendemos Hoy estaremos muy pendientes de todas las noticias relacionadas que salgan próximamente.

 

Vía| El País
Más información| Voces de Cuenca, Las noticias de Cuenca, El País, Wikipedia,
Imágenes| El País

RELACIONADOS