Coaching Profesional 


Viaje a Irán, impresiones e ideas.

Desde Estambul a Teherán, un viaje soñado.

Una diferencia entre ambos países se empieza a reflejar en el nombre de los dos aeropuertos más importantes del país, Ataturk e Iman Khomeini, un paso adelante, un paso para atrás, 56 años de diferencia (1923 Fundación de la República secular de Turquía guiada por Ataturk a 1979 Revolución Islámica en Irán guiada por Khomeini).

Embarco en el avión, la noche se cierne sobre Estambul. Entre mis pasatiempos favoritos en los aeropuertos se encuentra el averiguar la proveniencia de los viajeros que se sientan a mi alrededor. Empiezo a oír una lengua que me recuerda al verano que trabaje en Brighton, Inglaterra, bajo la dirección de un empresario Iraní. Este viaje supone el reencuentro con esa familia en Teherán.

Observo como todas las mujeres visten con vaqueros y ropa estilizada, con un maquillaje de ojos que resalta unos rasgos y una belleza única, todas cargan con bolsas de tiendas de ropa de marca. Un pueblo de tradición mercante como el persa, que en Estambul encuentra su paraíso.

Una vez en el avión, mis ojos se cierran para abrirse sólo al recibir la cena y al oír el aviso del piloto que pide permiso para aterrizar, es ahí cuando con sobresalto me despierto de una pesadilla o un mal sueño, las mujeres empiezan a cubrir su cabello, pero dejan al descubierto gran parte del mismo como modo de protesta ante su imposición. En los primeros años de la revolución en Irán, la mujer era castigada por no llevar el hiyab islámico mencionado en la Ley.

La situación a mediados de los 70 era bien distinta sin embargo, el Shah Reza mandaba castigar a todos aquellas mujeres portando cualquier símbolo islámico. Irán, dentro de la mentalidad abierta de sus habitantes, ha sido un pueblo cuya cultura está fuertemente ligada a su religión y es entonces cuando Khomeini, que dentro de los religiosos no era ni el más famoso ni el más influyente, fue mandado al exilio, desde se convirtió en el portavoz de las reivindicaciones populares.

Desde los medios de comunicación dirigidos por el Gobierno del Shah le acusaron de, entre otras cosas, homosexual y espía extranjero, pero si lo que se buscaba era desacreditar la imagen de Khomeini, se obtuvo el efecto contrario, y si además a este cóctel se le suma una serie de decisiones impopulares, obtenemos la caída y el exilio del Shah Reza y la vuelta a casa como como triunfador y líder de la Revolución de Khomeini.

¿En que se traduce la revolución islámica en la vida cotidiana de Irán hoy?

  • Debido a las duras penas impuestas para delitos y crímenes, entre las que se encuentra la aplicación más estricta de la comúnmente conocida como Ley del Talión (el ojo por ojo y diente por diente)  recogida en la Sharia (Ley islámica), Irán es uno de los países más seguros. No hay prácticamente policía en las calles (probablemente muchos de ellos vayan de paisano). Se puede encontrar a mujeres paseando solas a altas horas de la noche.
  • Las libertades civiles se encuentran muy limitadas. No existen bares ni discotecas en Irán. La venta de alcohol y estupefacientes está terminantemente prohibida. Los jóvenes se reúnen en casas privadas donde consumen alcohol desafiando dichas prohibiciones.
  • Los medios de comunicación son una constante propaganda política contra Estados Unidos y la Unión Europea. Existen periódicos de tirada nacional en inglés, en los que llegué a leer en la portada que Irán cumplía con todos los criterios del Tratado de No Proliferación Nuclear. La gente local no tiene verdadera constancia de lo que pasa fuera de las fronteras de Irán. La mayoría de las páginas de internet internacionales son inaccesibles.
  • El pueblo Iraní es uno de los más hospitalarios del mundo. Conocedores de la “mala imagen” del país en el extranjero.
  • La impresión general que me llevo es que los iraníes tienen una mentalidad abierta, pero viven ante el modo de represión más antiguo y poderoso, el miedo.

Turquía e Irán dos países de una larga tradición islámica, cuyos paseos, avenidas y bulevares están observados bajo la atenta mirada de dos iconos que representan ideas bien distintas en lo que a la libertad en  general y la libertad religiosa en concreto se refieren, Ataturk y Khomeini.

Es hora de regresar a Turquía, regreso al futuro, para hacernos una pregunta: Con la reelección de Erdogan, ¿Está Turquía más cerca de Irán o de Europa?

 

RELACIONADOS