Cultura y Sociedad, Uncategorized 


Veterinaria, más que curar animales

Los veterinarios, bien conocidos en la sociedad por curar animales, desempeñan otros papeles igual o más importantes que aquel. La veterinaria es mucho más que curar animales.

El lema de la profesión veterinaria en España, “Higia pecoris, salus populi”, significa “La higiene del ganado, la salud del pueblo” y refleja muy bien la actuación que despeñan los veterinarios dentro de la sociedad.

Veterinaria es una de las carreras más solicitadas en nuestro país y, por lo tanto, con una de las notas de corte más alta. Si le preguntas a uno de esos solicitantes por qué eligió esta carrera, te responderá: para curar animales.

Cirugía equina

Cirugía equina

El hecho es que la mayoría de los licenciados en veterinaria se dedican a otras ramas diferentes a lo que conocemos como clínica: curar animales.

La profesión abarca desde la medicina animal (actuación clínica), pasando por el  manejo de explotaciones de ganado (actuación zootécnica) hasta la preservación de la salud humana bajo el control de los productos agroganaderos (actuación sanitaria, salud pública). Otras ramas que se engloban dentro de su ámbito de estudio son las actuaciones medioambientales y docentes e investigadoras.

Sin duda, esto abre un gran abanico de posibilidades a la hora de encontrar trabajo, pero una carrera que abarca tantos sectores proporciona un menor grado de especialización en todos ellos.

La veterinaria es una de las profesiones más antiguas del mundo. En España, la primera escuela se fundó en 1792. La aparición de nuevas carreras como ambientales o ciencia y tecnología de los alimentos han supuesto una competencia para los titulados veterinarios. Estas carreras son mucho más específicas que veterinaria y proporcionan mucha mayor capacitación para ciertos trabajos. Esto es lo que lleva a muchos licenciados a continuar sus estudios tras terminar veterinaria.

Veterinaria aparece como una de las carreras con menor tasa de paro. Las últimas encuestas del INE demuestran una tasa de empleo superior al 80%. Sin embargo, la mayoría de las veces los veterinarios están empleados en trabajos para los cuales están sobrecualificados y cobrando menos de 1.000 euros al mes.

La clínica es, sin duda, la parte más vocacional de la carrera, pero también en la que más horas se trabaja y menos salario se percibe. 

/var/www/clients/client0/web2/web/wp content/uploads/2015/09/inspeccion canales

Inspección canales de vacuno

Por otra parte, la salud pública esta adquiriendo una gran importancia en un mundo tan globalizado en el que una enfermedad de origen animal se puede transmitir fácil y rápidamente por todo el mundo pudiendo causar una gran pandemia. Evitar esta situación es uno de los grandes papeles que desempeñan los veterinarios.

Las oposiciones para inspector veterinario, militar veterinario etc. son otra opción al alcance de los recién licenciados que todavía deseen seguir estudiando. Hay que recordar que veterinaria junto con medicina, arquitectura y pocas carreras más siguen teniendo un plan de estudios de 5 años. No son carreras estas precisamente fáciles de sacar.

Los estudios de postgrado , como en todas las carreras, están de moda y proporcionan un mayor conocimiento en el campo estudiado. Esto aumenta las posibilidades de encontrar un trabajo, pero no aseguran un futuro mejor.

La conclusión es que la carrera de veterinaria es muy variada, con muchas opciones a la hora de encontrar trabajo, pero no sin ciertos aspectos negativos como el bajo salario o las largas jornadas, sobre todo en su rama clínica.

Vía| Carlos Egea Escriche

Imágenes| destacada, inspección, clínica

RELACIONADOS