Trending 


¿Ver la ganadora del Oscar a la Mejor Película Extranjera de 2014?

Creo que no es lo mismo una obra de arte que una buena película y La gran belleza  de Paolo Sorrentino podría ser un buen ejemplo. Estamos ante una meditación sobre la vida, el arte y la creatividad que llega a emocionar gracias a una fantástica selección musical que multiplica el impacto de las hermosísimas escenas.

Si el cine es contar algo con imágenes, La gran belleza habla de muchas cosas que afectan (y a veces ahogan) al hombre contemporáneo, pero aquí no existe trama, un desarrollo, su desenlace, etc. ¿Es que la belleza (¡la gran belleza!) es suficiente para satisfacer al espectador? La respuesta depende totalmente de los gustos: hay quien se detiene dos minutos frente a Las Meninas y otros que pueden permanecer media hora extasiados. En este caso son cerca de dos horas y media, pero la pura estética cuenta con el humor como gran aliado.

 

cinema-314354_640

 

El personaje de Jep Gambardella está a la altura de los grandes de mitos de la historia del cine. Lo de Toni Servillo no tiene nada que envidiar a aquellas interpretaciones memorables de actores únicos como Marcello Mastroianni o Jean Paul Belmondo.

 

La vida de Jep transcurre en un marco bellísimo, pero todo es decadente y de un elegante vacío. En una ciudad formada por ruinas, el autor de una única novela de juventud se pasea por los extremos que definen a Roma. En su mundo hay monjas, cardenales y ‘santas’, pero de igual modo prostitutas, ‘gogós’ y ‘stripers’.
Todo lo que es joven no sobrevive mucho tiempo en esta película. La belleza ‘nueva’ no tiene posibilidad de crecer en ese suelo agotado. Es una sociedad de palacios a oscuras, de vieja aristocracia arruinada que pasa las horas jugando al bridge y fiestas desenfrenadas de gente que dejó de ser joven hace mucho y espera a que el barco se hunda de una vez.

Solo en la ribera del Tíber, en las primeras hora del día, hay posibilidad de contagiarse de energía vital. La gente de Roma sale a correr, los amigos conversan, ríen, encaran optimistas su jornada. Aquí encuentra Jep (y el espectador) sosiego. No importa lo que haya sucedido antes, cada mañana regresa la luz.

¿Y tú? ¿Qué opinas?

Por Miguel Olalquiaga

 

[iframe id="frame-dontknow" frameborder="0" scrolling="no" width="300" height="350" src="http://www.dontknow.net/widget/105523/ver-gran-belleza-paolo-sorrentino"]

 

 

 

 

RELACIONADOS