Salud y Deporte 


¿Vacunarse o no vacunarse?

El reciente caso de difteria del niño de seis años en Gerona ha reabierto el debate entre los grupos de personas que están a favor o en contra de la vacunación.

Una vacuna es un preparado de agentes patógenos (virus, bacterias, toxinas…) inactivos o atenuados, que han perdido la capacidad de provocar la infección, pero que una vez introducidos en nuestro organismo, mantienen la capacidad de estimular la respuesta inmunitaria frente a ellos. Es decir, una vez vacunados de una enfermedad, nuestro cuerpo se hace inmune a ella por un periodo de tiempo variable. En ocasiones pueden desarrollarse efectos secundarios tras el proceso de vacunación, debidos a la propia vacuna o a los conservantes que se le añaden, pero éstos por lo general son leves y pasajeros, como la tumefacción en el lugar de punción o febrícula.

En España, el grupo de vacunas incluidas en el calendario infantil de forma sistemática son la que todos los niños deberían recibir de manera universal y se ofertan de manera gratuita en cada una de las Comunidades Autónomas.

Calendario de vacunaciones de la Asociación Española de Pediatría 2015.

Calendario de vacunaciones de la Asociación Española de Pediatría 2015.

 

Concretamente, la vacuna de la difteria está incluida en esté calendario y consta de seis dosis a lo largo de la infancia, combinada  con las vacunas del tétanos y tos ferina.

Esta infección, producida por el bacilo Corynebacterium Diphtheriae, se contagia a través de las gotitas respiratorias, por lo que si las personas no están vacunadas puede ser fácil su contagio e infección, afectando a las vías respiratorias, y liberando toxinas en la sangre que pueden lesionar al sistema nervioso, el corazón y riñones.

Gracias precisamente a ese recuerdo inmunológico que dejan las vacunas, al que hacía referencia antes, el caso de este niño, de momento ha sido un caso aislado, ya que los otros menores en los que se ha encontrado la bacteria estaban vacunados.

De aquí viene la insistencia de concienciar a la población, de la importancia que tiene cumplir con el calendario de vacunación, no solo para la salud de la persona que se vacuna, sino para la salud pública en general, y así poder evitar que enfermedades que ya se creían erradicadas desde hace casi treinta años, vuelvan a aparecer entre nosotros.

 

Vía| Comité asesor de vacunas

Más información| Asociación Española de Pediatría, Asociación Española de Vacunación

Imagen| Asociación Española de Pediatría

RELACIONADOS