Derecho Internacional, Jurídico 


Utrecht, algo mas que un tratado (III): Gibraltar

En el primero de los artículos sobre Utrecht explicamos el origen del tratado, en el segundo, analizamos las consecuencias del mismo. Y en este último, analizamos la consecuencia que más dolor causa a la sociedad española: Gibraltar.

Según el artículo X del tratado que aquí estudiamos, España cedía a Gibraltar del siguiente modo:

“El Rey Católico, por sí y por sus herederos y sucesores, cede por este Tratado a la Corona de la Gran Bretaña la plena y entera propiedad de la ciudad y castillo de Gibraltar, juntamente con su puerto, defensas y fortalezas que le pertenecen, dando la dicha propiedad absolutamente para que la tenga y goce con entero derecho y para siempre, sin excepción ni impedimento alguno.”

Con estas palabras Felipe V cedía Gibraltar a los ingleses, un tratado que como bien dice, permanecería hasta que Inglaterra considerarse oportuno. Existe sin embargo (y este aspecto es menos conocido en la actualidad) una cláusula en caso de que Inglaterra no quiera Gibraltar; como dice el Tratado, también en su artículo X:

“Si en algún tiempo a la Corona de la Gran Bretaña le pareciere conveniente dar, vender o enajenar, de cualquier modo la propiedad de la dicha Ciudad de Gibraltar, se ha convenido y concordado por este Tratado que se dará a la Corona de España la primera acción antes que a otros para redimirla.”

Esto no sólo deja la puerta abierta a que Gibraltar vuelva bajo el imperio de España, sino que impide que la voluntad del pueblo Gibraltareño sea tenida en cuenta en caso de que Gran Bretaña la abandone. Esta cláusula causaría que Gran Bretaña convocase a Alfonso XIII para que renunciara a ese derecho, cosa que obviamente no consiguieron.

Los conflictos de esta colonia inglesa son muchos y de lo más diversos, pero destaca por ejemplo la toma de la “Zona Neutral”, que pese a no haber sido pactada, fue respetada de hecho por ambos bandos, a manos de los ingleses, ambas motivadas por las pestes en los años 1815 y 1854, que hicieron que los ingleses pidieran a España ocupar la “Zona Neutral”, de posesión española, y que nunca sería devuelta. Hoy en día sobre el istmo que formaba dicha zona, se levanta la nueva terminal del “Gibraltar International Airport”(1938).

Gibraltar se regía como colonia inglesa, hasta que en 1969, paso a denominarse “Dominio” dentro de la conocida como “Commonwealth”, estado de bienestar y riqueza común, debido a que la ONU presionaba para eliminar las antiguas colonias que aún poseían diversos países europeos.

Las resoluciones sobre Gibraltar de la ONU son numerosas, destacan las relativas a la descolonización, donde los veinticuatro decían:

“…invita al Reino Unido y a España a iniciar sin demora conversaciones a fin de encontrar, conforme a los principios de la carta de la organización de las naciones unidas, una solución negociada, de acuerdo a las disposiciones de la Resolución 1514 (xv)”.

En la actualidad se ha creado el conocido Foro Tripartito, donde España, Gran Bretaña y Gibraltar negocian sobre el futuro de la colonia inglesa, si bien es cierto que este foro sólo recibe quejas y denuncias, ya que no ha conseguido aún nada y los expertos en Derecho Internacional consideran un sinsentido poner al nivel de dos Estados como Gran Bretaña y España a una simple ciudad como Gibraltar.

El futuro de Gibraltar, un misterio sin resolver.

Vía | Todo a babor

Más Información | ABC

En QAH | Utrecht, algo más que un tratado (I)Utrecht, algo más que un tratado (II)

Imagen | Euratlas

RELACIONADOS