Coaching Profesional, Coaching y Desarrollo Personal 


Usar la palabra (II): Influencia

“Siga a un experto”

Virgilio.

 

Nuestra libertad de elección se encuentra condicionada por numerosos factores, entre los que destacan los denominados procesos heurísticos de razonamiento, que permiten simplificar el pensamiento. Se trata de asociaciones que hemos establecido como predeterminadas, y que algunas veces  pueden inducir a error, como por ejemplo lo caro=bueno o si un experto lo dice, debe de ser verdad. Los estudios científicos sugieren que el ritmo de vida cada vez mas acelerado, y la saturación de  información que tenemos pueden hacer que este modo particular de conformidad irreflexiva sea cada vez más frecuente en el futuro.

Los  peligros de estas equivocadas asociaciones son reales, sirva de ejemplo lo que se ha denominado como comandantitis: Los investigadores de accidentes de la Administración Federal de Aviación (FAA) de Estados Unidos han señalado que con frecuencia, los errores evidentes de los comandantes de vuelo no son corregidos por otros miembros de la tripulación y terminan en graves accidentes. El problema de la obediencia irreflexiva es la estricta jerarquía que existe en muchos ámbitos laborales, como en el de enfermero-doctor. Un dato:

Según el Instituto de Medicina de EE.UU, los pacientes hospitalizados pueden llegar a sufrir por lo menos un error de medicalización al día. 

¿Por qué actuamos ciegamente? La autoridad va unida a la responsabilidad, lo que justifica el alto grado de  despreocupación, pasando la pelota al superior inmediato. El funcionamiento de este tipo de conexiones no tiene por qué ser lógico, basta con que sea positivo. Un ejemplo publicitario: Un famoso actor que interpretaba el papel de médico en una serie anunciaba en un spot un medicamento. Las ventas del producto se dispararon, debido a que los seguidores de la serie asociaron el producto al personaje del actor, médico en la ficción.

influencia-2Tenemos que tomar conciencia de este tipo de influencias para evitar caer en la trampa.“Es más fácil resistir al principio que al final” dijo Leonarno Da Vinci, refiriéndose a los compromisos sociales. Si queremos evitar fallos no debemos limitarnos a tomar decisiones, sino a participar en la elaboración de las opciones. Es más probable que una persona cumpla con los términos de un contrato cuando se siente responsable por haber participado en la negociación de éstos. Actuar con espíritu crítico, aspirando a la objetividad. Así evitaremos las malas influencias.

“La lección más importante de la vida es saber que incluso los más locos a veces tienen razón” Wiston Churchill.

Vía | Texto cedido por el autor

Imagen | Influencia

RELACIONADOS