Cultura y Sociedad 


Uno de los astronautas más importantes de la historia es español

López-Alegría

Seguramente el nombre de Pedro Duque sea el más familiar a la hora de repasar el papel de España en la carrera espacial. Sin embargo, antes que él, hubo otro astronauta de origen español en el espacio. El 20 de octubre de 1995, Miguel López-Alegría se convirtió en el primero, a bordo del trasbordador espacial Columbia.

De padre extremeño y madre italoamericana, López-Alegría nació el 30 de mayo 1958 en Madrid. Cuando tenía dos años su familia se trasladó a la entonces recién fundada ciudad de Mission Viejo, al sur del norteamericano estado de California. Allí vivió hasta que ingresó en la Academia Naval de los Estados Unidos, en la que se graduó en ciencias de ingeniería de sistemas y más tarde cursó un máster en ingeniería aeronáutica. Posteriormente estudió el programa de Alta Dirección de Seguridad nacional e internacional de la Escuela Kennedy de Gobierno de la Universidad de Harvard. Además, habla francés y ruso, aparte de inglés y español.

Antes de ingresar en la NASA, López-Alegría ejerció como piloto, instructor de vuelo y comandante de misión en la Marina de los Estados Unidos, llegando a acumular unas 5.700 horas de vuelo a los mandos de más de 30 tipos diferentes de aeronaves. Ya en la agencia espacial, fue enviado al Centro Espacial Johnson (JSC) en agosto de 1992. Después de un año de formación como astronauta, fue asignado como punto de contacto técnico entre la Oficina del Astronauta y varios elementos del proyecto del transbordador espacial. A continuación, López-Alegría fue destinado al Centro Espacial Kennedy (KSC), como representante de tripulaciones sobre problemas de procesamiento del orbitador y apoyo durante los lanzamientos y aterrizajes. Además, tras su primer vuelo espacial, ocupó la dirección de Operaciones de la NASA en el centro de entrenamiento espacial “Yuri Gagarin” en la “Ciudad de las Estrellas” de Rusia.

Por encima de los puestos de responsabilidad en su hoja de servicios, son los números los que convierten a López-Alegría en unos de los astronautas más importantes de la historia. Más allá de participar en tres vuelos a bordo de transbordadores espaciales y en una misión en la Estación Espacial Internacional, realizó diez actividades extra-vehiculares (EVA) o paseos espaciales en su carrera, acumulando un total de 67 horas y 40 minutos en el vacío, la segunda marca más larga de todos los tiempos (tras el ruso Anatoly Solovyev y sus 16 paseos en 82:22, y la primera entre los astronautas norteamericanos, tanto en paseos como en tiempo).

Por si lo anterior fuera poco, el 2 de abril de 2007 López-Alegría estableció el récord de la misión espacial más larga de cualquier astronauta estadounidense. Cuando aterrizó el 21 de abril, su tiempo en el espacio en una sola misión era de 215 días (sólo superado por Valeriy Polyakov, quien pasó 437 días a bordo de la estación espacial rusa Mir en 1994 y 1995).

En la actualidad López-Alegría es director adjunto del Directorado de Operaciones de las Tripulaciones de la Estación Espacial Internacional. En lo personal, vuelve con regularidad a España, especialmente a Badajoz, donde reside su familia.

 

Más información | jsc.nasa.gov, nasa.gov, spacefacts.de

Imagen | phys.org

RELACIONADOS