Casos empresariales, Economía y Empresa 


¿Qué es la Undernet en el seno de una organización?

Con cierta frecuencia, las organizaciones concluyen que no se está llevando a cabo un intercambio o que no se está compartiendo el conocimiento dentro de la misma. No obstante, esto no tiene por qué ser así. No resulta en absoluto extraño el que, de hecho, tal intercambio de conocimiento se estuviera produciendo en el seno de la organización, mas no de la forma formalmente concebida o esperada.

A menudo, los empleados en lugar de acudir a las redes oficiales o formales, creadas por la compañía, optan por la utilización de sus propias redes de difusión del conocimiento. Cuando esto sucede, estamos hablando de una Undernet.

Una undernet podría por lo tanto definirse como una red interna de intercambio de conocimiento no contemplada formalmente por parte de la organización.

Viene a representar la forma en que los miembros de la organización realmente comparten su conocimiento, y constituye por tanto la columna vertebral de los grupos o comunidades de trabajo de la firma.

Frecuentemente se hace referencia a este fenómeno como “el secreto sucio de la Gestión del Conocimiento“. No importa cuánto se invierta en intranets, o bancos de conocimiento de alta tecnología, la gran mayoría de los empleados, en su búsqueda de respuestas, siempre tenderá a formular sus preguntas inicialmente a algún colega. De este modo, es habitual que el empleado trate de buscar la solución preguntando a algún compañero junto a la máquina de cafés o el dispensador de agua.

Un buen ejemplo del uso de una undernet es el suceso denominado Kraken vs. KnowledgeCurve, que tuvo lugar en la empresa Pricewaterhouse Coopers (PwC). A pesar de que el gigante de la consultoría ha realizado tradicionalmente un esfuerzo importante en el desarrollo de una base de datos formal de gestión del conocimiento, conocida como KnowledgeCurve, el Kraken, una lista de e-mail Lotus Notes informal y no oficial, fue ganando repercusión y comiéndole el terreno a la red oficial. Kraken podría definirse como una especie de pegamento global que permite compartir conocimiento más allá de los límites de una organización o de un país.

Sin embargo, hay quien considera que esta herramienta no compite con la plataforma oficial de difusión e intercambio de conocimientos, sino que su efecto es más bien aditivo y que además, funciona bien. “It doesn’t compete with our more formal knowledge management systems; it’s more additive. It just works” afirmaba una directiva de KM de PwC.

 

Vía| Dalmir, K. Knowledge Management in theory and practice. Ed. Elsevier

Más información| The Kraken Wakes

Imagen| runrev

En QAH| ¿Qué es la cultura organizacional?

RELACIONADOS