Astronomía, Ciencia 


Una red de Internet para el Sistema Solar

Nuestra nave tripulada más avanzada, la Estación Espacial Internacional, está a sólo 400 kilómetros de distancia de nuestro planeta. Sin embargo, no tardaremos demasiado en tener que comunicarnos con naves a distancias mucho mayores. En el horizonte está el objetivo de enviar astronautas a Marte y a la Luna, y el papel de las comunicaciones será cada vez más importante, porque necesitaremos enviar más información a distancias cada vez mayores. Por eso, no es sorprendente saber que, en este mes de junio de 2016, la NASA ha instalado lo que será la primera pieza de una red de Internet que llegará a todo el Sistema Solar.

Gracias a esta tecnología, llamada Delay/Disruption Tolerant Networking (que viene a como redes tolerantes al retraso e interrupción y que abreviamos como DTN), las próximas misiones que tengan como objetivo el planeta rojo o nuestro satélite podrán comunicarse con la Estación Espacial Internacional y transmitir información eficientemente entre ambos puntos.

El funcionamiento es sencillo. Los protocolos tradicionales de Internet, como el que estás utilizando para poder leer este artículo, requieren una conexión permanente entre todos los nodos a través de los que se transmite la información necesaria. El espacio, sin embargo, es un lugar en el que resulta bastante complicado mantener esa conexión permanente, porque la basura espacial, la radiación solar, las órbitas y otros factores hacen que no siempre sea posible ver otros nodos de conexión.

Un buen símil para explicar el funcionamiento del DTN es imaginar que lo que intentamos transmitir información a través de las vías de tren. En cada segmento, sólo puede circular un tren a la vez. En este caso es lo mismo. Cuando hay un nodo con información que necesita ser transmitida, esperará hasta que encuentre otro nodo disponible, al que le enviará sus datos. Ese nodo, a su vez, repetirá la operación para enviar esos datos a otro nodo camino a su destino final.

dtn-ssiLos datos se pueden almacenar de manera parcial, de modo que, si la conexión se interrumpe, la transferencia no tendrá que ser reiniciada de cero. Es posible enviar información en diferentes fragmentos de datos. De esta manera, es más difícil que se pueda perder el contenido de una transmisión desde la superficie de nuestro planeta a Marte o a la Luna. Cuando toda esa información haya llegado a su destino, los grupos de datos se volverán a unir para poder mostrar lo que fuese que hubiésemos transmitido.

De momento, el sistema DTN será utilizado en la Estación Espacial Internacional con el objetivo de simplificar el software utilizado allí, y permitir a los investigadores, que estén realizando experimentos en la estación, transmitir y recibir información con más sencillez. También es el primer punto de conexión a Internet (un router si conoces la jerga de esta popular tecnología) a 400 kilómetros de distancia de nuestra superficie.

Para que el DTN pueda funcionar a largo plazo, tendrá que ser compatible con todas las redes existentes de Internet, por lo que la NASA ha estado trabajando con diferentes organizaciones centradas en la investigación de protocolos de la red de redes, la transmisión de datos en el espacio… Además, diferentes universidades, centros de investigación, compañías espaciales privadas y otros desarrolladores ya tienen acceso al DTN a través de código abierto.

No sólo tendrá aplicaciones lejos de nuestro planeta. El sistema DTN puede utilizarse en comunicaciones móviles que tengan lugar sobre conexiones erráticas o discontinuas. O dicho de otra manera, una aplicación práctica será proporcionar una red de comunicaciones que podrá estar disponible en aquellas zonas que se puedan ver afectadas por algún tipo de catástrofe natural o conflicto bélico, en la que no sea posible comunicarse a través de los canales tradicionales.

El desarrollo de la tecnología DTN es un buen ejemplo, y un buen recordatorio, de que la astronomía tiene aplicaciones que no sólo son útiles en los lugares más alejados del Sistema Solar. En ocasiones también pueden ser aplicadas aquí, en nuestro planeta.

* Vía | NASA
* Imagen| Ilustración de la red DTN
* Más información| Astrobitácora: La Estación Espacial Internacional, Astrobitácora: Construir una colonia espacial este siglo
* En QAH| El Sistema Solar

RELACIONADOS