Cine y Series, Literatura 


Una película de monstruos

Este mes se estrena en los cines La forma del agua dirigida por Guillermo del Toro. La película viene precedida de una gran expectación por las 13 nominaciones que ha recibido a los premios Oscar de este año. Esta historia de amor entre una joven sorda y una monstruosa criatura anfibia rinde un homenaje al cine fantástico. Está inspirada en el clásico La mujer y el monstruo (1953). La filmografía del autor incluye una particular y memorable aportación a la galería de criaturas y monstruos del género fantástico con destacables títulos como: Cronos (1993) una joya del cine mejicano transformada en película de culto o Mimic (1997), un acertado y terrorífico salto al cine americano. Hellboy (2004) y su secuela de 2008 son una vibrante adaptación de un cómic creado por Mike Mignola. El laberinto del Fauno (2006) es una excelente producción española que ganó 7 Goya y 3 Oscar de las 6 nominaciones que recibió. Pacific Rim (2013) es el particular homenaje de Guillermo del Toro al cine fantástico japonés y al manga, enfrentando una extensa variedad de monstruos con robots pilotados por humanos.

Las dos criaturas monstruosas que más éxito han tenido en el cine son: King Kong y Godzilla.

La primera versión de King Kong data de 1933. Parte de sus escenas pertenecen a la iconografía inolvidable del 7º Arte. Considerada como una versión moderna del cuento clásico de la Bella y la Bestia, su aportación al cine fantástico es innegable. Aprovechando el éxito de la película el mismo año se estrenó la nada despreciable secuela El hijo de Kong. Desde entonces ha habido varias secuelas o reboot sumando hasta 8 películas, sin contar la serie de animación que se emitió en los años 60. Cabe destacar las siguientes versiones. La dirigida por el talentoso John Guillermin en 1976 cuenta con una inolvidable Jessica Lange. Peter Jackson después de dirigir con éxito la trilogía de El señor de los anillos (2001-2003) y antes de acometer la realización del tríptico de El Hobbit (2012-2014) se divirtió con su nada desdeñable versión de King Kong donde destacan Naomi Watts y una recuperación del halo romántico que contenía el original. El año pasado pudimos disfrutar del reboot Kong: La isla calavera que es una espectacular actualización del mito.

Godzilla nació también como una película de Serie B en 1954 con el subtítulo en España de Japón bajo el terror del monstruo. La película subrayaba los peligros de las radiaciones nucleares en un país todavía traumatizado por los efectos de los bombardeos atómicos sobre Hiroshima y Nagasakiy conectaba con la gran tradición de las historietas gráficas niponas.

La criatura creada por la productora Toho tiene una larga filmografía y cuenta con 35 títulos hasta la fecha y con una serie de animación para televisión de 1998. En esta lista cabe hasta una curiosidad como King Kong vs Godzilla (1962) de la cual ya se anuncia un remake para 2020. Algunas versiones sobresalen sobre el resto. Invasión extraterrestre (1968) dirigida por el especialista del genero Ishirô Honda mezcla con habilidad un grupo de monstruos, incluido Godzilla, con una invasión extraterrestre. Gareth Edwards, experto en revitalizar los géneros como en Monsters (2010) o Rogue One (2016) hizo la aplaudida versión de Godzilla de 2014.

Como en el caso de Godzilla, algunos de los monstruos más conocidos del género son producto de radiaciones nucleares o de manipulaciones genéticas. La mítica La humanidad en peligro (1954) nos impacta  con unas hormigas gigantes que amenazan al mundo. Tarantula (1954) describe como un experimento científico termina creando unas arañas gigantes. Temblores (1990) que ya es una franquicia con tres películas y dos series de televisión, una a punto de estrenarse este año, relata como una pequeña población de EEUU lucha contra unas criaturas monstruosas que se mueven en el subsuelo.

Un clásico de obligada visión es La mosca (1954), película de culto que ha generado numerosas secuelas y una excelente revisión en 1986 dirigida por David Cronenberg.

Ray Harryhausen, especialista en efectos especiales, introdujo el sistema stop motion para filmar peleas entre dinosaurios como en King Kong (1933) o en Hace un millón de años (1966) que encumbró a Raquel Welch como mito erótico. Desde entonces el cine no ha dejado de sorprendernos con estas criaturas.  Steven Spielberg rompió las taquillas en 1993 con Parque Jurrasico y puso en marcha una franquicia de enorme éxito de público que tendrá una continuación con el próximo estreno de Jurrasic World: el reino caído dirigida por J.A. Bayona.

En el Olimpo de los monstruos destaca la criatura creada por H. G. Giger para la mítica Alien: el 8º pasajero (1979) que ha generado una saga que parece inagotable.

Imagen| La forma del agua

Vídeo| La forma del aguaKong: La isla calavera, Godzilla, La mosca,   Jurrasic World: el reino caídoAlien

RELACIONADOS