Cultura y Sociedad 


Un verano con todavía menos creatividad cinematográfica

Una de las tantas posibles acepciones del término tendencia nos refiere a la orientación, y aunque hay muchos otros significados, éste es la que se aplica de forma importante al cine comercial y de alto presupuesto que vemos hoy en día: la idea de enfocarse sólo en rentabilidad (casi siempre ha sido así, pero cada vez está más potenciado) y en que, no importando que no sean interesantes o nuevos los temas e historias que nos cuentan (por supuesto hay excepciones), sigan inundando las salas de cine del mundo.2015-06 Falta de Creatividad

Lo anterior tiene relevancia porque 2015 está siendo un año de todavía menos nuevas ideas, basta revisar las siguientes categorías:

  • 3 reinicios (o reboots como se les conoce con su anglicismo) totales: Mad Max: Furia en el camino, Poltergeist: juegos diabólicos, Terminator: Genisys y Mundo Jurásico. Las dos primeras son reinicios totales (y por cierto coincidentemente ligadas a 1985, hace 30 años) y las otras, vendidas y mercadeadas como “secuelas” o “que respetan la historia y las películas anteriores”, pero que son casi una réplica de las primeras partes de sus respectivas sagas (La primera es en su base una copia de Terminator de James Cameron de 1984 y Mundo Jurásico de la innovadora y espectacular película Parque Jurásico de Steven Spielberg de 1993)
  • Las secuelas: Avengers: La era de Ultrón (Los Vengadores 2), secuela de la película del 2012, Star Wars VII: El despertar de la fuerza, Los Juegos del Hambre: Sinsajo Parte 2, Spectre (la nueva entrega de James Bond), Misión Imposible V: Nación Secreta, La Noche del Demonio 3, Insurgente y la lista puede continuar…
  • Los “spin-offs” (anglicismo para película con la misma base, pero con otra perspectiva): Los Minions
  • Los refritos: Terremoto: La falla de San Andrés (casi la misma idea que 2012 de Roland Emmerich)

Por supuesto que (y afortunadamente) ha habido grandes, buenas o al menos originales ideas, como Kingsman: El servicio Secreto, de Matthew Vaughn, la reciente Espía de Paul Feig, y las que faltan: la tan esperada Intensamente (Del revés en otros países) de Pixar y Pixeles de Chris Columbus (ésta, por cierto, muchos expertos creen que será el nacimiento de una saga y una película simplona de la que se esperan grandes resultados), pero regresando al término de tendencia, parece que estamos destinados sin remedio a cada vez más refritos y secuelas y cada vez en menor tiempo, pues este fenómeno se ha ido agravando con el paso del tiempo.

Afortunadamente como cada año, con la temporada de premios a la espera de la víspera del año nuevo, Noviembre, Diciembre y Enero nos suelen regalar grandes filmes y muchos de ellos muy originales, pero en la mayor parte del año nos tenemos que conformar (si queremos seguir yendo a las salas de cine, claro) con más de lo mismo. Sigamos tratando de disfrutarlas, pues no parece que sea sencillo que esta tendencia cambie y menos en el corto plazo.

 

Más información | Podcasts de Vamos al Cine

Imagen | Falta de creatividad

Video | Avance de Mundo Jurásico 2015

Video | Avance de Terminator: Genisys

En QAH| Curiosidades del cine (V): Películas malas

 

RELACIONADOS