Moda 


Un buen verano (II)

Un buen verano es aquel en el que las cosas fluyen solas, en el que salen planes sin planearlos, de un día para otro. Un buen verano es aquel en el que tienes días de no hacer absolutamente nada, de aburrirte, de matarte la cabeza pensando que puedes hacer para que el tiempo pase un poco más rápido y llegue el día de ésa fiesta o en el que te embarcas a ése viaje. Un buen verano es tranquilo y un sin parar al mismo tiempo.

FMN-The-Good-Life-18

Julia-Stegner-And-Lou-Doillon-By-Inez-And-Vinoodh-For-Chloé-SS-14-11

tumblr_mlti2mSInu1qz4d4bo1_500

Como llamada de atención a los respectivos responsables me gustaría que uno de mis buenos veranos incluyera una hamaca de árbol, ya no por haberlo visto en las películas y haberme muerto de envidia, sino principalmente porque una siesta ahí después de tomar el sol tiene que ser de jugar en otra liga, rozar el cielo con la nariz o el primer helado de la temporada. De verdad que no estaría nada mal.

8f0039e0fb3077851e2013279cc4547e

Un buen verano incluye unas buenas zapatillas, básicamente porque hay ciertas cosas que no se pueden hacer con sandalias, porque no te apetece ir monísima ése día o porque el calor hace imposible que tus pies sobrevivan a unas botas por muy chic que sean (que lo son). Desde las clásicas converse, pasando por el rollo teenager de Vans, por mucha manía que les tenga admito que son prácticas, o las eternas Superga. Aunque he de decir que mi elección del verano son las Nike Roshe Run. Despues de babear por todos los blogs habidos y por haber, son mías.

FMN-The-Good-Life-30

MG_9223

Nike-Roshe-Run-Zapatillas---Nios-599728_007_A

Por mucho miedo que les tengamos y por muchas excusas que pongamos (tía no se puede llevar en ésta ciudad, voy a hacer el ridículo, parezco Coyote Dax) en un verano es imprescindible un sombrero bonito. Borsalinos, Panamás o mi nueva obsesión: las pamelas. Elegancia a pie de playa.

Fashion-Me-Now-Weekend-at-Beldi-04-687x1030

Otra cosa que me encanta del verano es el efecto de las pulseras nuevas con la piel morena, o que todos nos volvemos más valientes, más guapos, más guays. Nos sentimos parte del reparto de una película americana, con el dorado en la cara y la sonrisa perfecta y nos atrevemos a hacer cosas que durante los diez meses restantes ni nos plantearíamos. Las declaraciones de amor, la primera vez que haces topless, las escapadas a San Fermines el día anterior, las chicas que se atreven a ponerse ésos pantalones que estaban enterrados en el armario por miedo, o ése vestido largo que “no pegaba”. ¿Por qué? Porque tío, es verano, hay que ser feliz sí o sí y eso se sabe.

5a7c00355bcd35a8aa0af19e82e1a501

c33

Fashion-Me-Now-Weekend-at-Beldi-06-687x1030

Una de ésas cosas que marcan la diferencia en un verano suelen ser las citas de verano (por favor hombres, hagan el favor de tomar nota que con ésto enamoráis a todas ésas chicas monísimas con las que estáis intentando algo). Una cena en la playa sobre una toalla, que no en el chiringuito y a poder ser cuando el sol no nos abrase, un cine de verano en un coche, una noche de vinos y tapas (a poder ser por la Latina, Leon o San Sebastián), que lo del vino se nos acabe yendo de las manos y acabemos pensando que el coche es el mejor sitio al que podemos volver.

Aunque si digo la verdad, igual no soy exigente o soy una simple, pero a mí con una cena del McDonald’s de la esquina, unas velas metidas en tarros de conservas y Kings of Leon de fondo se me conquista.

car-cinema-300x209

FMN-The-Good-Life-10

tumblr_mc5j16KOMC1qe5ai2o1_500

tumblr_n9gj1px80z1rpcl4mo1_500 (1)

Pero siempre contigo.

Imagen| todo tumblr.com y Fashion Me Now

RELACIONADOS