Economía y Empresa 


Uber, ¿competencia desleal?

Desde su fundación en 2009, la empresa Uber se ha expandido a más de 100 ciudades en todo el mundo, encontrando en muchas de ellas el rechazo de los taxistas y problemas con las autoridades y regulaciones, que a menudo tratan de restringir su actividad. ¿A qué se dedica Uber? ¿Qué es lo que hace que muchos taxistas consideren que origina competencia desleal?

Uber es una empresa de unos 1.500 empleados creada en 2009 por Travis Kalanick y Garrett Camp que, durante un viaje a Paris juntos, se encontraron con problemas para encontrar un taxi, y tuvieron la idea de “apretar un botón para conseguir un coche”. En ese momento Uber comenzó como un servicio privado de limusinas para un pequeño grupo de amigos, pero actualmente se trata de una de las compañías más admiradas y polémicas de Silicon Valley.

El negocio de Uber se basa en una aplicación de ese mismo nombre que proporciona a los clientes una red de transporte, conectando pasajeros con chóferes registrados en su servicio y cercanos a su ubicación. Los coches se reservan mediante un SMS o mediante la propia aplicación, que va señalando en un mapa de la ciudad los movimientos del chófer.

La aplicación Uber muestra los movimientos de sus chóferes.

Uber ofrece 5 servicios distintos, en función de las necesidades de los pasajeros: tenemos desde una versión económica (UberX) hasta una más lujosa y cara (LUX), pasando por un servicio de taxi (Taxi) que envía taxis que tienen convenios con Uber y que se paga, como el resto, a través de la aplicación.

Lo que diferencia un servicio de la línea barata de Uber con uno más caro es, básicamente, la marca del coche y su capacidad.

Excepto en su servicio de Taxi, en el cual las tasas vienen dadas, Uber calcula sus propias tasas en función de una combinación de tiempo y distancia que varía según la ciudad.

Mientras que a los chóferes de Uber no se les da propina, la propia aplicación trae una propina predeterminada del 20% para los taxistas, que se paga directamente a través de la aplicación junto con el servicio. Por supuesto, esto puede cambiarse a gusto del cliente.

Actualmente, Uber es una compañía valorada en más de 20.000 millones de dólares y posee enormes inversores detrás, como Google, Amazon o Goldman Sachs, pero lo cierto es que en nuestro país se esta encontrando con bastante resistencia por parte de taxistas y autoridades.

Madrid y Barcelona son las dos ciudades en las que Uber ha comenzado a funcionar en España. Uber llego antes a Barcelona, en abril de este año, mientras que se lanzó en Madrid el 22 de septiembre.

En Madrid ya se ha decidido sancionar a Uber y a cualquier conductor suyo que no posea la documentación necesaria -con una sanción de 4.000 a 6.000 euros-, con el fin de evitar la competencia desleal y los vehículos piratas. La Generalitat de Cataluña, por su parte, modificará la ley catalana del taxi para inmovilizar por tres meses los coches de la aplicación de transporte de pasajeros que no poseen licencia, pues a su juicio se trata de una competencia desleal al taxi. Esta sanción se sumaría a una multa de 4.001 euros ya existente. De nuevo, estas dos sanciones no se aplicarían únicamente al conductor del vehículo, sino también a Uber por permitirlo. Además, la Generalitat ordenó a Uber el cese inmediato de su actividad por no cumplir con la normativa de desarrollo de la actividad económica sectorial. Uber ya ha anunciado que, frente a estas sanciones, presentará recursos y alegaciones.

Mientras, las asociaciones de taxistas de ambas ciudades protestan contra del intrusismo en el sector, mientras su fundador, Kalanick, afirma cosas como que “en 20 años nadie va a tener coche” o que es “un destructor de monopolios”.

Vía|El País, Milenio.com, Uber

Imagen|La Razón

En QAH| Blablacar ¿ayuda o negocio?

 

 

 

 

RELACIONADOS