Tecnología y Social Media 


Tutorial de enfoque en fotografía digital

Seguro que no es la primera vez que oyes charlar de la relevancia del foco en el momento de componer una imagen. De de qué forma este resalta unos elementos sobre el resto, de la capacidad que tiene el foco de destacar el centro de interés de las composiciones.

Seguro que asimismo te suena el término apertura, en tanto que en este weblog siempre y en todo momento procuramos que te transformes en un arriesgado fotógrafo y te atrevas a disparar en modo manual, para de esta manera poder supervisar mismo todas y cada una de las variables de la toma.

Y seguro asimismo que, si te has adentrado en algún instante en los modos semi-manuales o bien manuales de la cámara, te suena que hay relación entre la apertura y el foco. Por si acaso lo tienes un tanto olvidado, ya antes de comenzar, refrescaremos los conceptos básicos.

Apertura de diafragma

Suena fatal y huele a algo imposible de comprender, mas la verdad es que la apertura de diafragma es sencillamente la apertura por la que tu objetivo deja entrar la luz. Cuanto más grande sea este orificio, más luz va a entrar a través del objetivo, y cuanto más cerrado sea este, menos luz va a entrar, igual que cuanto más abres un grifo más agua sale, y cuanto más lo cierras, menos.

Ese es el primer término que hay que tener claro con la apertura, en qué momento entra aproximadamente luz y las posibilidades que nos ofrece poder jugar con este conocimiento. Por servirnos de un ejemplo, en una escena en la que carezcas de luz suficiente, lo idóneo es asistirte del diafragma para dejar entrar la mayor cantidad de luz posible mediante este. Esto se hace abriendo el diafragma (valores f bajos). Al contrario, si te sobra luz, lo razonable es que cierres el diafragma para eludir que entre demasiada luz mediante este (valores f altos).

Mas no solo controla la entrada de luz que pasa a través del objetivo, si no que asimismo controla lo que conocemos como profundidad de campo o bien zona enfocada en la imagen, o sea, controla el foco. De ahí que que es esencial que tengas claro que para supervisar el foco hay que saber emplear la apertura. Una vez hecho este breve repaso, veamos otra de las resoluciones compositivas más importantes: Dónde poner el foco.

¿Dónde pongo el foco?

Pues tan esencial es la resolución de cuánta cantidad de zona enfocada en la imagen deseamos, como dónde la queremos pues, como ya avanzamos al comienzo de este artículo, el foco se usa para destacar y fortalecer los centros de interés en la imagen. Ahora bien, no siempre y en toda circunstancia es simple saber qué enfocar y exactamente en qué cantidad, veamos varias situaciones aproximadamente habituales en las que una adecuada utilización del foco te asistirá a prosperar tus fotografías.

Retrato individual

Seguro que si sigues blogs de fotografía, ya habrás escuchado alguna vez nuestra insistencia en el momento de enfocar bien los ojos del retratado. En la mirada está la fuerza de cada uno de ellos de nosotros, es la parte más expresiva, la que procuramos instintivamente cuando examinamos un retrato, en la que más nos detenemos cuando lo miramos. Es por este motivo que, salvo que procures otro sentido, salvo que desees destacar otra una parte de la escena por cierto motivo específico, lo mejor es enfocar bien los ojos. Si por si fuera poco juegas con una profundidad de campo baja, recuerda enfocar el ojo que queda más cerca de tu objetivo.

Autorretrato

Pues el artista tras la cámara se ubica por una vez delante de ella, es bien difícil trabajar con profundidades de campo pequeñas, por el hecho de que en el autorretrato nos falta la parte más esencial del equipo fotográfico, . Conque lo mejor es trabajar con aperturas de diafragma medias para asegurarte que el semblante va a quedar bien enfocado, pues si bien sea una forma de retrato algo infrecuente, a efectos compositivos prosigue exactamente las mismas “normas” que un retrato “normal”.

Puedes asistirte de ciertos trucos para el enfoque, muñecos, marcas en el suelo, espéculos, etc. para asistirte a ajustar el foco de la escena. Lo más conveniente es que enfoques desde un trípode y de forma manual, y que entonces te ubiques en el sitio preciso que habías marcado.

Paisaje

En paisaje lo que acostumbramos a buscar es la mayor nitidez y zona enfocada en la imagen. Para esto, no solo utilizamos unas aperturas de diafragma pequeñas (valores f altos) si no lo que asimismo conocemos como distancia hiperfocal. O bien lo que es lo mismo; el sitio donde ponemos el foco para conseguir la mayor cantidad de zona limpia y enfocada en la imagen. Para calcularla dependes de múltiples factores, entre ellos la distancia a la que ponemos el foco, la distancia focal de nuestra óptica, etc.. Échale una ojeada a este artículo que le dedicamos en el weblog para aclarar los conceptos y aprender a emplearla

Fotografía reportaje

Ni muchísimo menos hay una sola regla con respecto a esta clase de fotografía, mas normalmente, se busca ligar al protagonista con el ambiente, con lo que acostumbramos a jugar con profundidades de campo extensas a fin de que los 2 tengan afín estrellato. El foco es, extenso, si bien lo ubicamos siempre y en toda circunstancia en el centro de interés que, por regla general, acostumbran a ser las personas protagonistas de nuestra historia.

via Javier SomozaFotografos Valencia

RELACIONADOS