Patrimonio 


La Tumba del Nadador

En medio de la expectación que causan los grandes hallazgos arqueológicos, aquellos de valiosos tesoros y personajes célebres, conviene recordar otros que a su manera también contribuyeron a enriquecer nuestra historia. Es el caso de la Tumba del Nadador.

Descubierta por Mario Napoli en 1968, la Tomba del Toffatore, en italiano, es extraordinaria por tratarse de la única tumba griega que alberga un repertorio pictórico tan profuso y completo, algo aún más singular en una civilización de la que prácticamente se desconoce el arte de la pintura más allá del aplicado a la cerámica. Es una cista que data de 480 a. C. y se encuentra próxima a la antigua ciudad griega de Posidonia, mejor conocida por su nombre latino, Paestum, en la frontera entre los mundos etrusco y griego.

Vista de las ruinas de Paestum. Es célebre por los grandes templos que conserva, ejemplos del espléndido pasado de la Magna Grecia

Vista de las ruinas de Paestum. Es célebre por los grandes templos que conserva, ejemplos del espléndido pasado de la Magna Grecia

Las dimensiones de la tumba apenas superan las de un joven varón, del que han quedado restos mal conservados y escaso ajuar funerario. Las cinco losas que la componen están ricamente decoradas con múltiples pigmentos –tonos de rojo, negro, azul, verde y blanco–. Las laterales exhiben varias escenas de un simposio o reunión donde se trataban temas diversos con comida, vino y música. Sus participantes, coronados con laurel, deambulan, descansan sobre divanes parcialmente cubiertos por una colcha, juegan al cótabo, conversan y tocan auloí o flautas; también se esbozan escenas de carácter erótico. Es un tema muy recurrente en la cerámica griega, sobre todo ática y especialmente en piezas destinadas a servir vino para simposios, pero no en pintura al fresco. En ese sentido es la losa del techo, que da nombre a la tumba, la más particular: un joven salta hacia el agua desde un punto elevado. Una composición apenas manifiesta en el arte griego, menos aún con estas características concretas.

Vista completa de las cuatro paredes y techo de la tumba

Vista completa de las cuatro paredes y techo de la tumba, conservadas hoy en el Museo Arqueológico de Paestum. Por su singularidad y otros motivos se ha creído que es una obra etrusca y no griega

La anatomía poco cuidada en las figuras del muro sur ha sugerido que al menos dos artistas de diferente destreza trabajaron en la tumba. El que ejecutó la escena del nadador y las de los muros norte, este y oeste, en cambio, supo dotar de identidad propia a cada individuo gracias a su expresividad, definida en buena medida por la coloración blanca del globo ocular, algo poco frecuente, y detalla prácticamente cada cabello rizado; supo asimismo crear una escena compleja superponiendo planos e incluso se muestra hábil insinuando un escorzo, uno de los logros del arte griego. No obstante, esto contrasta con detalles demasiado imprecisos como la cobertura azul prolongada entre un diván y otro, o el contorno negro mal aplicado en las arrugas de una colcha, lo que tal vez denota celeridad en la labor –posiblemente debida a la temprana muerte del joven–. Por otra parte, han sido advertidas correcciones que explicarían que los artistas se tomaran algunas licencias o incluso la dejaran inacabada.

Muro norte. Uno de los individuos de la pareja del centro alza la mano para jugar al cótabo, y en ella se insinúa un escorzo; en la pareja de la derecha se aprecia una actitud afectuosa

Muro norte. Uno de los individuos de la pareja del centro alza la mano para jugar al cótabo, y en ella se insinúa un escorzo; en la pareja de la derecha se aprecia una actitud afectuosa

¿Qué sentido tienen las escenas del simposio y el nadador y qué conexión guardan entre sí? En Grecia el simposio nunca tenía carácter funerario. Puesto que rodea al difunto, podría tratarse de una forma de ofrecerle un festejo eterno, garantizándole honra y placeres tras la muerte. El erotismo, el cótabo y la música y canto, aunque habituales en la cerámica ática, podrían tener un sentido muy distinto aquí: envuelven al difunto con naturaleza al tiempo anecdótica y escatológica o funeraria. Tienen igual relevancia simbólica otros elementos: por un lado, el huevo sostenido por uno de los individuos, asimilado al culto órfico, la ultratumba; por otro, el número de individuos, diez –número perfecto para Pitágoras–, y la reiterada presencia del número siete –los bloques de cada hilera de la plataforma desde donde se zambulle el nadador, las ramas de los árboles o las cuerdas de las liras–; para los pitagóricos todos aquellos elementos que albergasen de algún modo a un mismo número guardaban algún tipo de relación entre sí.

Cerámica ática con escena de unas jóvenes bañándose. Aparece flanqueda por dos olivos y en el centro una plataforma; sin embargo, la soledad del nadador de esta tumba es muy llamativa

Cerámica ática con escena de unas jóvenes bañándose. Aparece flanqueda por dos olivos y en el centro una plataforma; sin embargo, la soledad del nadador de esta tumba es mucho más llamativa

El nadador cobra protagonismo por sí solo. No se puede vincular aparentemente a ningún otro individuo representado; sin embargo, se ha sugerido alguna relación entre él y el jugador de cótabo porque la trayectoria de la inmersión del nadador coincide con la mano alzada del jugador –si desdoblásemos las losas de la tumba– y ambos proyectan una curva similar. Hipótesis demasiado enrevesada para algunos, que contemplan un significado tan simple como haberse inspirado en la pintura sobre cerámica ática, de la que existen innumerables ejemplos, pero nunca se ha encontrado una escena totalmente análoga. Con mayor solidez se ha interpretado al nadador como referencia al momento de la muerte, y al simposio como bienvenida al difunto. La muerte y la zambullida al mar son conceptos ligados: el katapontismós o salto a las aguas era el castigo infligido a criminales, pero también un acto de locura por amor no correspondido –véase el caso de Safo desde la roca de Léucade y toda la producción artística que ha generado–. ¿Sería una alegoría no solo del acto de morir, sino de morir por amor? Además, no parece arrojarse desde la plataforma pétrea, sino sortearla desde más atrás, quizá desde una superficie anterior, donde estaría enraizado el árbol derecho y representada por la misma línea oscura que enmarca la escena. Por esta razón para unos la enigmática plataforma representaría las Puertas del Hades; para otros una torre, de fuerte simbolismo en el pensamiento griego por su vínculo con la esperanza y la protección; tal vez como esos árboles, acaso olivos, ligados a la filántropa Atenea. Así pues, el nadador, en un momento crítico como ese salto a las aguas o al Hades, estaría abrigado por símbolos benefactores; al otro lado, un olivo junto a la orilla indicaría la existencia de tierra firme y segura. En definitiva, la muerte expresada como un efímero paso hacia un estado de nueva estabilidad.

Vista del nadador. Los árboles han sido interpretados como olivos y el agua como el Hades, el río Estigia y Océano, el gran río que circundaba el mundo

Vista del nadador. Los árboles han sido interpretados como olivos y el agua como el Hades, el río Estigia u Océano, el gran río que circundaba el mundo

Hay quien sostiene que solo los sepulcros para jóvenes difuntos podían ser tan excepcionales, pues evocarían el deseo de vivir de alguien prematuramente fallecido y el amor profesado por su familia, que encargaría este digno lugar para descanso eterno. Quizá de este modo quisieron ellos transmitirnos el asimismo excepcional valor de las pasiones humanas.

 

Vía| HOLLOWAY, R. Ross: The Tomb of the Diver, American Journal of Archaeology, 2006; Diccionario de Culturas Clásicas, Vox, 2012; POMEROY, Sarah, BURNSTEIN, Stanley, DONLAN, Walter y TOLBERT, Jennifer: La Antigua Grecia. Historia política, social y cultural, Crítica, 2011.

Más información| Paestum: primer descubrimiento de pinturas murales griegasMuerte, piedad y memoria: II Tuffatore de Paestum en las obras de Eugenio Móntale y de José Ángel Valente.

Imagen| Wikimedia Commons, Wikimedia Commons, Wikimedia Commons, Wikimedia Commons, Wikimedia Commons.

En QAH| Túmulo de Anfípolis: ¿tumba de Alejandro Magno? (I), Schliemann y el sueño de encontrar la mítica Troya, Grecia Arcaica: la fundación colonial, ¿Por qué fue importante la colonización griega?, La colonización griega de la Época Arcaica (I), La colonización griega en la Época Arcaica (II).

RELACIONADOS