Economía y Empresa 


Tres motivos para dedicarte a tu pasión

¿Es posible trabajar en aquello que te motiva? Cada uno de nosotros tenemos algo en nuestro interior que nos atrae sobremanera, algo que nos interesa especialmente y que nos diferencia en alguna faceta. Seguro que tú también. La mejor opción es dedicarte a ello: voy a ofrecerte 3 motivos, aunque la decisión sólo la puedes tomar tú.

Si no lo decides tú, vas a acabar haciendo aquello que los demás esperan que hagas. Porque nuestra sociedad tiene interiorizado que una persona debe estudiar y trabajar dentro de su ámbito, siguiendo una especie de trayectoria pre-establecida.

Ciertamente, podemos pertenecer a un grupo profesional concreto, con una cierta homogeneidad en cuanto a formación y experiencia profesional. Pero ello no obliga a que nuestra trayectoria profesional deba seguir un camino pre-determinado. El camino lo decides tú.

www.martagranyo.com

www.martagranyo.com

Tres motivos para que te dediques a lo que te apasiona:

1.- ¿Sabes cuánto tiempo vas a dedicar a trabajar?

Dedicamos al trabajo más tiempo que a cualquier otra actividad. ¿Hay algo en lo que inviertas 8 horas o más al día? Seguro que no. Por tanto, tu principal actividad en la vida debe gustarte.

El comentario de terror ante la siguiente jornada laboral me parece incomprensible: si no te gusta lo que haces, cambia. Si tu trabajo no te permite vivir como a ti te gusta, cambia de trabajo.

2.- Los cambios en el mercado laboral

Las empresas y los negocios tienen un entorno cada vez más complejo en este siglo XXI, y ello les obliga a estructurarse con menores costes fijos, con poca estructura, para conseguir agilidad de adaptación. Ello supone contratar menos personal. Estamos viviendo ya un momento de cambio. Significa que cada vez habrá más gente prestando sus servicios como freelance o que serán emprendedores en su propio negocio.

La gran empresa ha dejado de ser la referencia empleadora y organizativa, crea menos puestos de trabajo que las pymes y los autónomos. Por tanto, caminamos hacia un modelo distinto, se nota ya en el auge del entrepreneurship. Se produce un cambio de paradigma y el concepto de “empleo para toda la vida” se está extinguiendo.

3.- Tú

El motivo más poderoso eres tú mismo/a. Cuando hacemos algo que nos gusta, nos llena de energía aunque estemos agotados físicamente. Por el contrario, hacer algo a disgusto puede resultar extenuante.

Una de las señales más geniales de que trabajas en lo que te apasiona es la sensación de libertad y de autenticidad que tienes. Aunque ello no significa que vaya a ser fácil. Tu desarrollo personal será tu futuro: es necesario invertir tiempo y esfuerzo en ser un gran profesional en tu ámbito. No esperes que la oportunidad te llegue fortuitamente, tú debes ser el impulsor de tu carrera. Ello supone un proceso de reflexión, de planificación y, sobre todo, de esfuerzo para llegar a conseguir tu objetivo.

Tú decides: si te entusiasma un tema, dedícate a él,  investiga, conoce, trabaja, empápate … y ¡a por él !

En QAH| Aptitudes para el siglo XXI, Diferénciate: diez consejos

RELACIONADOS