Actualidad Jurídica, Jurídico 


Treinta millones por fijar prácticas oligopolísticas

El Derecho de la competencia vigente en España y en Europa se basa en los modelos económicos de competencia perfecta neoclásicos por los cuales el mejor escenario de mercado posible es aquél en el que todos los agentes son precio-aceptantes. Es decir, ningún agente económico puede influir en el precio de mercado, puesto que si alguien intenta vender más barato tendrá perdidas (el precio de equilibrio es igual al coste marginal) y ninguno tampoco puede subir su precio por encima de dicho precio de equilibrio (pues no encontraría ningún comprador).

Según este modelo teórico económico, la competencia perfecta es lo que más beneficia al consumidor, siendo perjudiciales por el contrario el monopolio (concentración del mercado en un solo oferente, que puede mover el precio por encima del precio de equilibrio) y el oligopolio (concentración de la oferta en varios oferentes, que pueden alterar el precio de equilibrio).

 

#actualidadQAH

#actualidadQAH

Bajo estas premisas teóricas, la legislación europea (Reglamento 1/2003/CE del Consejo) y española (Ley 15/2007 de Defensa de la Competencia) persiguen la lucha contra los monopolios y oligopolios. En nuestro país, la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC) es la institución pública encargada de perseguir y sancionar aquellas conductas que pueden ser constitutivas de lesión de la competencia: Conductas Prohibidas, Acuerdos Prohibidos, Abuso de Posición Dominante y Actos desleales.

Y es que si una empresa realiza prácticas anticompetitivas (por ejemplo vender a pérdidas para destruir a un competidor que no puede hacerlo), o bien se asocian varias compañías para “apoderarse” del mercado (por ejemplo, todas las petroleras acuerdan un precio para la gasolina, con tal de no competir entre ellas y beneficiarse de un precio más alto que es que teóricamente correspondería sin dicho pacto) la legislación considera que se están dañando los intereses de los consumidores, las tipifica y les impone distintas sanciones.

Concretamente, a 32 millones de euros ha ascendido la sanción que la CNMC ha impuesto a las compañías petroleras Repsol, Cepsa, Galp, Meroil y Disa por pactar los precios, llegar a acuerdos de no agresión y coordinar información de mercado, todo ello de cara a fijar un precio único que supere al teórico precio de mercado en un escenario en el que dichas empresas no se hubiesen puesto de acuerdo al respecto.

 

Aunque las compañías sancionadas ya han anunciado que van a recurrir, y han acusado a distintos miembros de Comité Directivo de la CNMC por enemistad personal y falta de objetividad, hemos conocido por El Economista que el organismo regulador cuenta entre las pruebas del expediente sancionador (474/13) con e-mails cruzados entre ejecutivos de las empresas sancionadas con expresiones como “Haz el favor de hablar con quién tengas que hacerlo para evitar desfases”. “Ya sabes que es un corralito”. “Deberíamos respetarnos”. “Es muy interesante una no agresión”. Expresiones que a todas luces parecen corroborar el resto de pruebas y la realidad de las prácticas que han sido objeto de sanción.

Habrá que ver qué pasa ahora con los recursos que las compañías interpongan contra esta disposición administrativa, si bien a la vista de estas pruebas documentales parece que lo tienen difícil para evitar la sanción.

Cabe mencionar, por último, que existe también otra teoría económica respecto de la Competencia, que parte de la consideración de los mercados no como modelos estáticos (tal y como los entiende el modelo clásico) sino como modelos dinámicos que tienden a autorregularse, siendo por tanto ineficaz (e incluso perjudicial) la intervención pública (Monopolio y Competencia. Murray Rothbard).

Vía | El Economista

Imágenes | Pixabay  ;  Wikimedia

Más Información | CNMC ; El País ; Normativa Europea Competencia: modelo de Rothbard ; Competencia: modelo clásico 

RELACIONADOS