Salud y Deporte 


Tratamientos y remedios naturales para la fibromialgia

Lamentablemente, la agitada vida que llevan muchas personas ha traído como consecuencia un profundo deterioro de nuestro organismo. A raíz de allí, son varias las enfermedades que han aparecido cuya causa principal está asociada al stress o un ritmo de vida completamente descuidado.

Una de estas enfermedades es la fibromialgia, patología crónica que afecta principalmente músculos y huesos generando mucho dolor. Se hace la aseveración de “principalmente” porque existe un factor mental, que también deteriora la enfermedad pero no es la causa principal del problema que se trata.

Por años se han realizado estudios con respecto a esta enfermedad, para así tratar de conocer sus orígenes (aún desconocidos por la medicina) y la manera de curar efectiva sus síntomas. Por ello es que los médicos en los últimos años, han establecido un plan de acción que le permite al paciente poder llevar la situación de una mejor manera, sin que ello se convierta en un peso a cargar por el resto de la vida.

Existen tratamientos farmacológicos definidos para esta patología, que a pesar de los buenos resultados generan daños significativos al organismo. Es por ello que durante los últimos años, han surgido una serie de opciones de carácter natural, menos invasivas al organismo y con resultados efectivos de manera comprobada.

Dieta saludable

Todo tratamiento natural pasa por contar con una buena alimentación, para las personas que sufren de fibromialgia, una dieta rica en alimentos crudos, le proporcionará una serie de nutrientes y vitaminas que le ayudarán a llevar de mejor manera el padecimiento. La misma debe estar formada por frutas y verduras, cereales integrales, frutos secos y jugos o zumos de vegetales.

De acuerdo a los especialistas, los alimentos mencionados deben conformar por lo menos el 50 por ciento de la dieta diaria de una persona fibriomiálgica. Se recomienda realizar pequeñas ingestas de alimentos durante todo el día, para mantener los músculos cargados y así evitar los dolores. También contribuye tomar abundante agua para la eliminación de las toxinas.

Ejercicio físico

Otro elemento que podría contribuir a mejorar la vida de las personas con la enfermedad es el hacer ejercicios. Una vida sedentaria es el “caldo de cultivo” para el desarrollo de la enfermedad, por el contrario la participación en actividades físicas, además de propiciar una mejora en la salud, también permite activar la mente, un factor importante a tener controlado cuando se sufre de fibromialgia.

Entre los deportes o actividades físicas a desarrollar están los estiramientos, caminatas cortas, paseos en bicicleta y la natación. Cualquiera de esas prácticas debe estar acompañado de un buen dormir, el descanso es fundamental para mantener el cuerpo en óptimas condiciones de cara a afrontar el sufrimiento.

fibromialgia888

Medicina China

Para el mundo oriental y en especial para los asiáticos, el estudio de la fibromialgia está íntimamente relacionado al análisis del ser y su comportamiento energético. En este sentido la enfermedad se define como la pobre circulación del Qi, entendiéndose el Qi como el principio de la vida.

En este sentido, el hemisferio este del planeta ha realizado diversos estudios para atacar puntualmente los agentes causantes del dolor. En este sentido manifiestan que el estrés, una dieta irregular, un trabajo físico excesivo y otros factores patógenos externos son los causales de molestias entre los seres humanos.

Entre las principales terapias está la estimulación del punto Du20, destinado a reducir la crisis de ansiedad, el insomnio, los dolores de cabeza y la depresión. Esto no es más que la conocida acupuntura sobre el cuero cabelludo, de acuerdo a los especialistas en la medicina oriental, es allí donde se concentran diversos puntos de sangre y sustancias esenciales.

También, la medicina asiática alternativa para este tipo de padecimientos ha avanzado en el estudio del cuerpo humano y el impacto positivo que generan los masajes. Estos en ciertas zonas del cuerpo benefician al paciente. De manera orientada, una sesión de estiramientos y movimientos repetitivos podría ayudar a combatir los dolores.

Yoga

El Yoga también es otro de los tratamientos, no medicinales que durante los últimos años ha avanzado en ofrecer una mejor calidad de vida para las personas que padecen de fibromialgia. Son años de estudio del cuerpo humano y cada una de las terminaciones nerviosas, lo que seguramente se convierte en un potencial aliado a la hora de buscar aliviar el dolor.

Flores de Bach

El desarrollo de la medicina alternativa, también puede ocupar campos que no requieren de una sesión en particular, ni practicas milenarias. Ejemplo de ello tenemos el tratamiento con flores de Bach, un conjunto de esencias naturales descubiertas entre 1926 y 1934, las cuales han sido empleadas para buscar soluciones a problemas de depresión, miedos, ansiedad, entre otros.

En cuanto a la fibromialgia, las flores de Bach actúan principalmente como relajantes, entre las más recomendadas para tratar el padecimiento está el olmo, castaño dulce, genciana o árnica. Se sabe que sirve de bloqueo en el sistema nervioso y por ende ayuda a mitigar el dolor que se genera por la enfermedad.

Plantas medicinales

Otro grupo de pacientes, ha migrado hacia la ingesta de infusiones o té de diversas hierbas, con la finalidad de disminuir los efectos de la enfermedad. Entre los más comunes se encuentran la manzanilla y la valeriana (ambos relajantes) estos tratamientos buscan llevar al mínimo los niveles de irritabilidad y generan facilidad para conciliar el sueño (elemento vital para las personas que desean controlar los dolores de la enfermedad)

Cuando se trata de músculos, atletas de alta competencia y especialistas en el área recomiendan los baños con agua caliente. Sin embargo, en la búsqueda de mejorar con respecto a la fibromialgia, un grupo de personas ha probado con éxito tomar baños con plantas relajantes. Hierbas como tomillo, romero o lavanda, proporcionan un elemento diferente a la hora de tomar un baño y buscar aliviar el dolor.

Estas son parte de las opciones naturales para el tratamiento de la enfermedad, pero constantemente los especialistas mantienen búsquedas para nuevas opciones que contribuyan a consolidar una mejor calidad de vida para los afectados.

Vía: Del dolor a la libertad

Imagen: Hola

En QAH: Dolor de espalda, todo lo que tienes que saber

RELACIONADOS