Historia 


Trafalgar: golpe histórico

Batalla de TrafalgarDespués de un mes de mayo muy intenso, volvemos este mes para relataros, a modo de síntesis, la mayor batalla marítima de la historia, la Batalla de Trafalgar. Tras pasar unos días de mayo en Cádiz, me dispuse a visitar por cuarta vez la playa del Faro de Trafalgar, en la localidad gaditana de Caños de Meca, sin duda un sitio que recomiendo enormemente.

Recordando mi etapa universitaria, momento en que visité por primera vez el Faro, visionaba, una vez más allí, el momento en el que mi profesor de Historia Contemporánea Universal de la Universidad de Castilla-La Mancha, el gran José Cayuela, nos dio la gran clase magistral in situ sobre la organización de dicha batalla al atardecer. Nos contaba que desde el Faro (en el atardecer otoñal de octubre) justo en el momento en el que se pone el sol, sobre las 19:00 horas,  se podía localizar el lugar donde se hundió el gran navío de la flota española, la Santísima Trinidad.

La batalla

La batalla tuvo lugar el 21 de octubre de 1805. La misma queda enmarcada en las Guerras napoleónicas. Napoleón, en este momento aliado del Reino de España intentó distraer a la flota inglesa en las indias occidentales con el fin de desembarcar 160.000 hombres en las costas británicas. El general francés fracasó siendo derrotado en la Batalla de Finisterre. La flota franco-española se retiró en ese momento a Cádiz ordenando a su almirante Villenueve que se dirigiera al Mediterráneo para acabar con los barcos ingleses que hostigaban las rutas comerciales francesas. El almirante, que tenía rumores sobre su destitución, optó por salir con la flota franco-hispana compuesta por 27.000 hombres y 33 navíos, de los cuales 18 franceses y 15 españoles, al lugar donde se encontraba el bloqueo inglés al mando del comandante Horatio Nelson y compuesto por 18.000 hombres, 27 navíos y 4 fragatas. El combate era inevitable y en la mesa se encontraba en juego la supremacía naval durante la próxima centuria.

Batalla de TrafalgarLos navíos españoles se modernizaron bastante para estar a la altura en el combate. Aun así, esa mejora no fue suficiente debido a la gran superioridad inglesa. A pesar de esto, la historiografía ha señalado que el mayor problema español no era su flota, sino su tripulación. Una gran epidemia de fiebre amarilla caló en gran parte de la marina española teniéndose que recurrir a grupos de personas menos experimentadas: ancianos, soldados de infantería…

Los barcos franceses competían con la flota inglesa en modernidad pero contaba con una tripulación inexperta debido a que muchos de sus mejores oficiales, curtidos en el mar, fueron ajusticiados durante la Revolución Francesa por su origen aristócrata.

La flota inglesa, considerada la mejor del mundo, tenía los mejores barcos y además su tripulación era ya veterana, curtida en mil batallas, todo esto unido a que a su mando estaba el almirante Nelson, toda una leyenda en Inglaterra y artífice de grandes victorias para el imperio inglés.Disposición de las flotas en la Batalla de Trafalgar

La batalla comenzó el mediodía del 21 de octubre de 1805 con un cañonazo sobre uno de los navíos ingleses por parte de la escuadra franco-española, que se encontraba situada en forma de arco. Una columna de barcos ingleses con viento a favor comenzaron a recortar a los navíos más grandes enemigos. El comandante francés Villeneuve, mandó retirarse a Cádiz a todos los barcos y no presentar batalla. La flota española con el comandante Churruca como protagonista no estuvo de acuerdo con ese planteamiento de retirada, lo que llevó a que Nelson a aprovecharse de este desastre de viraje para dividir la flota franco-española. Los barcos de la vanguardia francesa comienzan su huida hacia Francia aunque días después son capturados por la flota inglesa.

Obra que representa la muerte de Nelson

La batalla de TrafalgarDespués de cuatro horas del inicio, la batalla había llegado prácticamente a su fin. La mayoría de los navíos franco-hispanos estaban hundidos, capturados o directamente ya ni disparaban. Muchos de los barcos capturados por la flota inglesa, contaban con sus mandos de la tripulación muertos, huidos o malheridos. Había quedado claro, en las costas gaditanas, que el afán de Napoleón por controlar el mar e invadir Inglaterra había sido un completo fracaso.

Para nuestra patria, la derrota en Trafalgar supuso el fin de España como potencia colonial. Su flota nunca más llegaría a alcanzar el nivel del siglo XVII o XVIII. Además, los mejores oficiales de la tripulación española murieron.

Trafalgar, sin duda,  supuso un golpe seco inglés en la mesa dictando de este modo su dominio mundial y más concretamente su dominio naval.

Bajas

En relación a las bajas, de la parte franco-española hubo 3.240 muertos, 2540 heridos, 7.000 prisioneros y se perdieron 22 navíos.

En la escuadra del Reino Unido hubo unos 450 muertos y unos 1.240 heridos.

“ Si en España se hubiera estudiado, analizado y debatido el error que resultó de Trafalgar, no se habría repetido el desastre del 98, la guerra de Irak o el 11-M; el saber historia da lucidez y el conocimiento suficiente para no repetir errores; pero aquí no interesan la historia, ni la memoria, porque no dan ni dinero ni votos”. Arturo Pérez-Reverte

Faro de Trafalgar

Vía|Pérez Galdós, Benito, (2004),  Trafalgar. Vicens Vives. Barcelona. Pérez Reverte, Arturo (2004),  Cabo de Trafalgar.Alfaguara. Madrid.

Más información|http://phistoria.net/reportajes-de-historia/TRAFALGAR–1805_80.htmlhttp://www.mgar.net/var/trafalgar.htm

Imagen|La Batalla de Trafalgar

En QAH|El héroe de Trafalgar fue un cerdo

RELACIONADOS