Cultura y Sociedad, Historia 


Tormentosas relaciones diplomáticas Bolivia-USA

225px-Evo_Morales_at_COP15

Evo Morales, Presidente de Bolivia

El reciente episodio en el que Estados Unidos prohibió a varias naciones europeas, que dejaran cruzar por su espacio aéreo al avión en donde viajaba Evo Morales, presidente de Bolivia, por tener sospechas de que en este vehículo viajaba un presunto filtrador de información secreta, nos hace recordar las complicadas relaciones diplomáticas entre ambas naciones en las últimas décadas.

Documentación desclasificada nos deja saber que, desde los inicios de la década de los noventa del siglo XX, Estados Unidos identificó a Evo Morales como una amenaza para su tendencia de controlar económica y políticamente al hemisferio. Es por eso que el gobierno estadounidense desde entonces, intentó una cierta guerra fría en contra de este líder boliviano.

Desde los tiempos en los cuales Rockefeller se hizo con la industria petrolera boliviana, y desde que Estados Unidos influyó en el conflicto con Paraguay, se ha percibido una cierta tendencia intervencionista del poderoso país norteamericano en la política boliviana. Con los gobiernos revolucionarios de Bolivia, se terminó por nacionalizar la compañía Standard Oil Co. de Rockefeller. Este evento dio inicio a la guerra fría del imperio estadounidense contra la nación andina.

En 1951 Estados Unidos firmó con Bolivia un tratado de asistencia y cooperación, aunque para muchos solo se trataba de un subterfugio para condicionar soterradamente al gobierno boliviano a las directrices de Washington. Todo ello se mantuvo matizado por la imagen de unas buenas relaciones diplomáticas entre Bolivia y Estados Unidos.

640px-Evo_morales_2_year_bolivia_Joel_Alvarez

Morales siempre ha sido un obstáculo para el imperialismo por su búsqueda de la justicia social.

Con la llegada al poder de Evo Morales, se dio inicio a una etapa de descolonización, de refundación del país, obstaculizando el saqueo y procurando una sociedad más justa-por lo menos en el papel-, lo cual a todas luces se contraponía a los intereses neoliberales estadounidenses.

Esta confrontación se hizo manifiesta con eventos como la expulsión de la DEA y del embajador norteamericano Philip Goldberg, de Bolivia. A partir de ello, Estados Unidos ha mantenido una disputa de baja intensidad en contra de Evo Morales y su gobierno. El evento reciente en el cual Estados Unidos presionó a los gobiernos de Francia, Italia, España y Portugal para que no dejaran pasar el avión de Evo Morales, por su territorio- pensando que en él viajaba oculto el informático Edward Snowden-, nos indica hasta qué punto las relaciones diplomáticas entre Bolivia y Estados Unidos siguen siendo más que tormentosas. Se habla de cerrar la embajada de Estados Unidos en La Paz y de otras medidas punitivas por parte de Bolivia en contra de la nación estadounidense.

La sospecha de que Estados Unidos ha estado espiando a varias naciones latinoamericanas desde hace tiempo, y el consiguiente apoyo que recibe Evo Morales en sus determinaciones con respecto a Estados Unidos, por parte de otros gobiernos de América Latina, será determinante para el desenlace de esta disputa diplomática.

 

Vía | Juancarloszambrana.com

Imagenes | Evo Morales 

En QAH| El caso Snowden pone a Estados Unidos contra las cuerdas

RELACIONADOS