Economía y Empresa 


Todo lo que debe saber acerca del mercado de Electricidad en España (I)

El mundo se mueve con energía eléctrica. Cada día millones de empresas y hogares utilizan la electricidad para mover sus máquinas, iluminar sus bombillas, ver sus televisiones, utilizar sus computadoras o usar sus frigoríficos.

Por ello resulta crucial conocer el mercado de electricidad, que permite poner en común la oferta y la demanda de esta energía, asignando un precio en cada momento para los intercambios de electricidad entre generadores, intermediarios y consumidores. El mercado por tanto coordina los intereses de los distintos agentes de manera eficiente.

La electricidad como materia prima objeto de comercio presenta las siguientes características:

1.-  Es una commodity, susceptible de compraventa en los mercados con un alto grado de estandarización.

2.- Su entrega física se realiza en las redes de Alta Tensión.

3.- No es almacenable, por lo que: a) su demanda solo puede ser satisfecha con una generación instantánea, en el mismo momento; b) el precio de mercado no se puede alterar por la oferta o demanda de stocks.

Los mercados eléctricos pueden ser:

  • Mercado Spot o al contado. Se negocia energía que se entregará antes de 48 horas a contar desde el momento del contrato.
  • Mercado Forward o a plazo. Se negocian contratos con un plazo de entrega de la energía hasta tres año.

Igualmente cabe distinguir entre:

  • Mercado regulado: se negocian contratos entre compradores y vendedores de manera pública, con unos parámetros estandarizados.
  • Mercado OTC: se negocian contratos de manera privada entre dos o más partes intervinientes.

También se debe diferenciar entre:

  • Mercado Mayorista: se negocian contratos de gran volumen entre Generadores de electricidad, y compañías comercializadoras.
  • Mercado Minorista: se negocian contratos de pequeño volumen, unitarios, para dar suministro eléctrico en un punto determinado, entre las compañías comercializadoras (que previamente han adquirido la energía en el mercado mayorista) y los clientes finales o usuarios de la energía. Este mercado minorista se divide a su vez en tres grandes segmentos: a) mercado residencial o de suministros particulares, esto es, hogares; b) mercado para empresas e instituciones de tamaño mediano; y c) mercado para grandes empresas, corporaciones, industrias e instituciones de mayor dimensión.

electricidad4

  1. AGENTES DEL MERCADO Y CADENA DE VALOR

La cadena de valor comienza con los generadores, que producen la energía que se consume por parte de los hogares y las empresas. Dicha energía es transportada a través de las redes de transporte y distribución hasta los puntos de suministro, por parte de Red Eléctrica de España y de las compañías distribuidoras.

Si bien es cierto que, a nivel físico, este es el recorrido de la energía, el mercado eléctrico es una auténtica dictadura del consumidor: la energía apenas se puede almacenar, por lo que debe producirse en el mismo momento en el que se consume, así que cuándo las empresas y hogares encienden la luz es cuándo los generadores deben producir la electricidad. Esta coordinación inmediata entre oferta y demanda es posible gracias al Operador del Mercado, que permite la compraventa de energía a distintos plazos entre generadores y comercializadores. Y gracias al Operador del Sistema, que ajusta continuamente y de manera ininterrumpida, las 24 horas del días, los 365 días del año, la oferta de generación a la demanda existente en cada momento.

1. Generadores. Son las empresas que generan la energía eléctrica.  Aunque el resultado es el mismo, proporcionar electrones a la red, existen diversos tipos de técnicas de generación, que por supuesto se diferencian de manera enorme en su impacto ambiental y estructura de costes. En España tenemos generación por ciclo combinado, eólica, hidráulica, carbón, nuclear, cogeneración, solar fotovoltaica, solar termoeléctrica y térmica renovable. La generación es un negocio liberalizado, por lo que cualquier empresario podría invertir en una central y ofertar energía eléctrica al mercado.

2. Operador del sistema. La energía debe ser transportada desde la central generadora hasta los centros urbanos o polígonos industriales. Por lo que el transporte debe organizarse de tal manera que, cuando el usuario enciende la luz en su casa, el generador esté subiendo energía a la red. Esta sincronización entre oferta y demanda, para que la energía llegue en el momento en que se necesita, la realiza el operador del sistema, Red Eléctrica de España (REE). Se trata de una compañía que por Ley ostenta el monopolio en España de la actividad de transporte, y tiene encomendada así mismo la responsabilidad de organizar el sistema eléctrico.

3. Distribuidores. Una vez ha sido transportada por REE desde las centrales generadoras hasta las cercanías de los núcleos urbanos o industriales, la energía debe distribuirse en redes de menor tensión. Esta distribución se realiza por las compañías distribuidoras, que tienen asignadas zonas territoriales en las que realizan dicha distribución eléctrica. Este negocio está regulado por ley, mediante concesiones dónde una determinada compañía ostenta el monopolio local, y se realiza por Endesa Distribución, Iberdrola, Unión Fenosa (absorbida por Gas Natural), Eléctrica de Viesgo, Compañía Hidroeléctrica del Cantábrico (absorbida por EDP), y otras pequeñas distribuidoras que operan en un pueblo o ciudad determinado.

4. Comercializadores. Estas compañías se dedican a comprar electricidad al por mayor a los generadores, para venderlo después en contratos unitarios a los consumidores y usuarios finales de la energía. La comercialización es un sector liberalizado, por lo que cualquier empresario, cumpliendo con lo dispuesto por la legislación administrativa, puede establecerse como comercializador y concurrir al mercado. Las principales compañías comercializadoras en España son Endesa Energía, Iberdrola, Gas Natural Fenosa, Viesgo, Energya V&M, Fennie, Nexus, Factor Energía; y después existen distintas compañías más pequeñas o especializadas.

5. Operador del Mercado. Al igual que existe una figura que se encarga de controlar y gestionar el sistema eléctrico, a nivel de operación física, existe otra compañía que se encarga de gestionar el mercado de compraventa de electricidad. Se trata de la sociedad de nombre Operador del Mercado Ibérico de Electricidad (OMIE), que gestiona y organiza el mercado eléctrico en España y Portugal. Consta de un mercado “spot” o al contado, conocido como “Pool”, dónde compradores (Comercializadoras) y vendedores (Generadores) lanzan cada día sus ofertas de compra y venta para el día siguiente. Y un mercado “forward” o a plazo, denominado OMIP (Mercado Ibérico a Plazo, también para España y Portugal) donde se compran y venden contratos con plazos de entrega de la electricidad a varios días, una semana, a varias semanas, a un trimestre, a varios trimestres, un mes, a varios meses, a un año, dos años y tres años.

 

 

electricidad2

 

Imágenes | Pixabay  REE

RELACIONADOS