Jurídico 


Tipos de Obras (I): Obras en Colaboración o de Autoría Conjunta y Obras Colectivas

SHAKESPEARE2--644x362

Un ejemplar de «First Folio», la edición de las obras de Shakespeare

Las Obras de Autoría Conjunta son aquellas fruto de la colaboración de dos o más autores (coautores), cuyas aportaciones, que pueden ser o no diferenciables, se funden en un todo unitario. Por ejemplo, una canción en la que la letra ha sido escrita por una persona y la música por otra o un cuento ilustrado en el que uno de los autores ha redactado el texto y el otro se ha ocupado de los dibujos.

En estos dos supuestos podemos observar como las aportaciones de cada uno de los autores son perfectamente separables y diferenciables unas de otras. Pero puede darse el caso en el que las aportaciones sean indistinguibles. Por ejemplo, en el caso de dos guionistas que colaboran en la elaboración de un guión cinematográfico.

En las obras en colaboración, los derechos sobre la obra corresponderían a todos los autores en la proporción que ellos mismos determinen, creándose una comunidad de bienes sobre la obra. El régimen jurídico de las obras en colaboración en España viene establecido por la Ley de Propiedad Intelectual y por las normas del Código Civil sobre la comunidad de bienes (artículos 392 y siguientes) y, en consecuencia, a falta de pacto expreso, se presume la igualdad de las participaciones en el bien común.

Ahora bien, para la divulgación de la obra no nos regiremos por la regla de la mayoría. Para divulgar una obra en colaboración será necesario el consentimiento unánime de todos los autores, y si llegado el caso alguno de ellos no quisiera divulgar la obra, será un juez el que deberá resolver.

Por otra parte y salvo pacto en contrario, los coautores podrán explotar separadamente su aportación, pero siempre y cuando no cause perjuicio alguno a la explotación de la obra en colaboración.

Por otra parte, las Obras Colectivas son aquellas creadas por la iniciativa y bajo la coordinación de una persona natural o jurídica que la edita y divulga bajo su nombre. Este tipo de obras están constituidas por la reunión de aportaciones de diferentes autores, cuya contribución personal se funde en una creación única y autónoma para la cual haya sido concebida, sin que sea posible atribuir separadamente a los autores un derecho sobre el conjunto de la obra realizada. Salvo pacto en contrario, los derechos sobre la obra colectiva corresponderán a la persona que la edite y divulgue bajo su nombre.

Son ejemplos expresamente contemplados en la Ley, las publicaciones periódicas propias de los medios de comunicación y de las revistas especializadas (art. 52) y muchos programas de ordenador (art. 97). También es frecuente que los editores de diccionarios y enciclopedias se acojan a esta clase de obra.

Vía | Real Decreto Legislativo 1/1996, de 12 de abril, por el que se aprueba el texto refundido de la Ley de Propiedad Intelectual

Imagen| ‘ABC’

 

RELACIONADOS