Economía y Empresa 


¿Tienes una buena estrategia de ventas?

En un sector muy competitivo, con productos similares o incluso idénticos, y además con precios bastante competitivos, la estrategia de ventas se convierte en parte fundamental de cualquier organización, ya que su éxito no solo se traduce en significativos ingresos para las empresas, sino también en mantener relaciones a largo plazo con los clientes (retención).

 

La base de la estrategia

 

El cliente decide a quién comprarle, por eso es importante que nos aseguremos de:

– Creer en nosotros mismos: teniendo seguridad al actuar, al hablar y al relacionarnos con nuestros clientes.  Es decir, se requiere de un profundo autoconocimiento y de la congruencia entre lo que somos, lo que hacemos y lo que decimos

sales– Creer en nuestro producto. Según los expertos, hay un 80% de probabilidad de que concluya de manera exitosa una venta, es negativo si no estamos convencidos de lo que ofrecemos.

– Tomar responsabilidad: el cliente debe saber que es nuestra responsabilidad que la operación sea satisfactoria; además que sepa qué es lo que espera de nosotros.

Escuchar con atención y preguntar. Para poder satisfacer a nuestros clientes necesitamos profundizar en sus necesidades y poder ofrecerle soluciones inmediatas que representen exactamente lo que el cliente pide.

– Entregar a tiempo. Sin importar si hay un día festivo de por medio, nuestros clientes están esperando que entreguemos a tiempo. Hay que asegurarnos que no se queden esperando por un trámite o un documento atrasado.

 

Lo que nunca hay que decirle a un cliente

 

El éxito y la rentabilidad de un negocio dependen, además del equipo de ventas, de la lealtad de sus clientes, por eso es importante dedicarles mucha atención y cuidado, en especial con las palabras que utilizamos en una negociación. Es recomendable evitar estas frases si queremos dejar satisfechos a nuestros clientes:

– No. Por el contrario di: “Sí podemos y estas son las implicaciones, costes, documentos, requisitos”. Pero tampoco debemos comprometernos a algo que no cumpliremos, en estos casos es mejor recomendar otras opciones y el cliente lo apreciará más.

– ¿Está seguro? Jamás hay que dudar directamente de las afirmaciones de un cliente, debemos buscar una mejor comprensión de sus necesidades haciendo preguntas concretas.

– Lo voy a intentar. Recuerda siempre que nuestros clientes buscan resultados, por lo que si de verdad podemos hacerlo hay que comprometernos y  simplemente ¡Hacerlo! Preséntate como la persona que brindará soluciones integrales a sus necesidades y asegúrate de serlo.

Si queremos tener clientes leales a nuestra marca, debemos cumplir siempre con nuestras promesas y con sus expectativas.

Vía| 7 estrategias para vender más.

Más información| Estrategia en ventas, clave para Pymes

Imagen| Ceospino Consultores, Sales management

En QAH| ¿Qué es la inteligencia emocional en ventas?

RELACIONADOS