Trending 


¿Tiene la ciencia siempre la última palabra en todo?

Al ser humano o no le gustan nada las incertidumbres o por lo menos se ha acostumbrado rápido a rodear su vida con gran número de ‘certezas’ más o menos reales: necesitamos saber el tiempo que hará mañana e incluso con una semana de adelanto antes de pedir unos días de vacaciones, queremos que el médico nos asegure que la operación no tiene ningún riesgo y sanaremos, compramos alimentos avalados por supuestos científicos, se persigue a la ciencia para que aclare definitivamente si el tabaco mata o no… Sí, las certezas son una de las grandes ilusiones del hombre.

[iframe id="frame-dontknow" frameborder="0" scrolling="no" width="300" height="350" src="http://www.dontknow.net/widget/106373/jorge-ubeda-buscar-certezas-definitivas-ciencia-no"]

 

Lo que llamamos ciencia no es un conocimiento recogido en un libro o un una serie de libros, perfectamente ordenados y clasificados, como lo es una enciclopedia o un código de leyes, sino el saber de una comunidad mundial de expertos que goza de una larga experiencia y tradición que hace de jurado universal sobre las más distintas materias y teorías. Las verdades científicas no son absolutas, ni siquiera las mejor fundamentadas, porque están abiertas a que nuevos experimentos o la aparición de pruebas desconocidas hasta ese momento las convierta en falsas de la noche a la mañana.

 

Captura de pantalla 2014-10-06 a la(s) 13.57.31

 

Para que pueda darse un avance sistemático del conocimiento necesariamente ha de ser una construcción abierta a descubrimientos y ajustes. Ciertamente, hasta la propia comunidad científica precisa a manudo de algunas certezas y también participa (o participó) de esta ilusión de que hay algunas cosas o leyes incuestionables. Cuando alguna de éstas son puestas en duda se suele armar un buen revuelo: que se lo pregunten a Galileo, Darwin, Einstein y a algunos otros. Es fácil reconocer algo erróneo cuando está por debajo de nuestro grado de conocimiento, pero ¿qué podemos decir de aquello nos sobrepasa?

 

La ciencia no es individual sino que se apoya en un consenso. Los científicos siempre intentan dar un “Sí” o un “No” a los desafíos que se les plantean, aunque a veces se ven obligados a decir, con cierto disgusto, que no existe suficiente evidencia como para ser tajante en un sentido u otro. En estos casos a veces añaden qué opción tiene más posibilidades de ser la correcta.

 

Las explicaciones a los fenómenos del universo no pueden ser cerradas y totales. A veces se sacan conclusiones disparatadas a partir de pruebas científicas acertadísimas, otras se emplean teorías falsas para hacer predicciones que resultan verdaderas o se refutan grandes verdades mediante experimentos poco precisos, limitados y que no están a la altura de mentes visionarias.

 

Si hay un éxito del que el hombre se siente especialmente orgulloso y del que más le gusta alardear, es el de haber sido capaz de elaborar un método científico. Por muy brillante y meticuloso que este sea o por muy larga que sea la experiencia acumulada, todo lo que de él puede obtenerse son certezas provisionales para seguir dando pequeños o grandes pasos no sabría decir hacia dónde.

 

¿Y tú? ¿Qué opinas?

 

Por Miguel Olalquiaga

RELACIONADOS