Jurídico 


Testamentos especiales (II)

Según el artículo 722 del Código civil, son testamentos marítimos los otorgados yendo a bordo durante un viaje marítimo. Dos supuestos:

  1. Si el buque es de guerra, el testamento se otorgará ante el Contador o el que ejerza sus funciones, en presencia de dos testigos idóneos (Recordar las causas de inidoneidad contempladas en el artículo 681 del C.c. modificado por la Ley 15/2015 de la Jurisdicción voluntaria), que vean y entiendan al testador. El Comandante del buque, o el que haga sus veces pondrá además su visto bueno.

El artículo 723 incluye una particularidad respecto al testamento del Contador que deberá ser autorizado por su sustituto en el cargo.

  1. En los buques mercantes autorizará el testamentos, el Capitán, o el que haga sus veces, con asistencia de dos testigos idóneos.

Para este segundo supuesto, se aplica la misma peculiaridad que en el supuesto anterior, en los referido al testamento del Capitán, que será autorizado por quien deba sustituirle en el cargo.

Sergio Sánchez Garrido

Testamentos especiales (II)

En estos dos supuestos los testigos se elegirán entre los pasajeros si los hubiese, con el requisito de que al menos uno de ellos pueda firmar por sí y por el testador en caso de que este no pueda o no sepa hacerlo.

Los testamentos abiertos se regirán por las disposiciones referidas a los mismos del artículo 695 del Código civil y los testamentos cerrados con las disposiciones generales de esta modalidad de testamento, con exclusión de lo relativo al número de testigos e intervención del Notario.

Corresponde al Comandante o al Capitán, según el caso, la custodia de los testamentos hechos en alta mar y su mención en el diario de navegación. Se aplica tanto a los testamentos abiertos como a los cerrados y ológrafos. Esta cuestión se regula en el artículo 724.

El artículo 725 establece una serie de disposiciones especiales en caso de que el buque de guerra o mercante arribase a un puerto extranjero donde haya Agente diplomático o consular de España.

  • Es estos casos el Comandante o Capitán respectivamente deberán entregar a dicho Agente copa del testamento abierto o del acta de otorgamiento del cerrado y de la nota tomada en el Diario de navegación.
  • La copia del testamento o del acta deberá llevar las mismas firmas que el original, si viven y están a bordo los que lo firmaron; si hubieren fallecido será el Contador o Capitán que hubiese recibido su testamento o por quienes les sustituyan en el cargo. Además deberán firmar los testigos que intervinieron en el testamento.
  • El Agente hará extender por escrito diligencia de la entrega, y, cerrada y sellada la copia del testamento o la del acta del otorgamiento para los cerrados, la remitirá al Ministerio correspondiente junto con la nota del Diario para que se deposite en su archivo.
  • El Comandante o Capitán hará constar en el Diario la certificación del Agente diplomático o consular.

El artículo 726 regula las formalidades que se deben cumplir cuando el buque arribe al primer puerto español.

Si el testador fallece, el Ministerio de Marina, ahora integrado en el Ministerio de Defensa, recibe en último término el testamento cumpliendo lo previsto en el artículo 718 para los testamentos militares (teniendo en cuenta la reforma introducida por la Ley de Jurisdicción Voluntaria de verano de 2015, por la que se reforma el mencionado artículo).

Si el testamento fuere ológrafo y el testador falleciese durante el viaje, el Capitán o el Comandante lo guardarán y custodiarán, haciendo mención de ello en el Diario, y lo entregarán a la autoridad marítima para su remisión al Ministerio de Defensa, una vez se arribe en un puerto español. Lo mismo ocurrirá con los testamentos cerrados, si permanecían en el poder del testador al tiempo de su muerte

El artículo 731 especifica que, si hubiere peligro de naufragio, será aplicable a las tripulaciones y pasajeros de los buques de guerra o mercantes lo dispuesto en el artículo 720 para los testamentos militares en situaciones extraordinarias

Los testamentos de cualquier tipo otorgados con arreglo a las normas para el testamento marítimo caducan los cuatro meses a contar desde el fin del viaje (no se consideran escalas pasajeras, aunque sean de larga duración). La cuestión de la caducidad de los testamentos marítimos queda regulada en el artículo 730 del código.

Vía | Noticias Jurídicas, Luis Diez-Picazo, Sistema de Derecho Civil (Vol. IV -Tomo 2), Tecnos

Ilustración | Sergio Sánchez Garrido

RELACIONADOS