Patrimonio 


Tesoros de las Descalzas Reales (I)

En el anterior artículo hablamos de las Descalzas Reales en cuanto a su fundación, origen y edificios que conformaban el complejo religioso. Continuamos con las Descalzas Reales, pero con los tesoros que alberga en su interior. Éste artículo es la primera parte de ellos.

Lo primero que nos encontramos nada más empezar la visita guiada es la magnífica Escalera Renacentista. Una escalera que sin duda no deja indiferente a quien la vea o la haya visto, ya que sobrecoge. La escalera se adaptó al convento en el siglo XVI, era original de la anterior edificación. La escalera original tenía un techo de un metro más alto de lo que se ve ahora y poseía casetones de madera. Durante el siglo XVII se puso una falsa bóveda y se decoró entre 1660-1684 en diferentes fases y por diversos artistas. En toda la escalera se utilizó el recurso del trampantojo con gran maestría, apareciendo representados el Calvario, Arcángeles, y la Familia de Felipe IV, que se asoma a un balcón (o tribuna); debió realizarse antes de 1661, fecha de la muerte de Felipe el Próspero. De fecha próxima se tiene el Calvario, atribuido a Antonio Pereda. En 1684 Claudio Coello y José Jiménez Donoso realizaron el conjunto de arquitecturas fingidas que son marco para el ciclo de los siete Arcángeles.

escalera renacentista

Vista de la Escalera desde el Claustro. A la Izquierda se puede ver la tribuna o balcón fingido donde aparece Felipe IV con su familia.

Subiendo esta escalera se accede a la parte alta del Claustro. En este claustro se abre una veintena de capillas que fueron sufragadas por las monjas o por sus familias. En la actualidad son las monjas las que se encargan de su limpieza y conservación, una labor que hacen ellas personalmente. En la primera capillita que nos encontramos podemos admirar el Cristo Yacente con sagrario en el pecho obra de Gaspar Becerra. Este Cristo, junto con la Dolorosa de Pedro de Mena (que se encuentra en el Coro), salen en procesión en Semana Santa.

cristo

Cristo Yacente, obra de Gaspar Becerra.

artesonado

Alfarje 2 tras su restauración. Artesonado policromado del palacio del siglo XV.

En esta capilla y en la contigua se descubrió hace años parte del artesonado policromado original del palacio del siglo XV. Debemos recordar que el convento fue fundado sobre el palacio de Alonso Gutiérrez, como resultado de la reforma de un palacio anterior, de finales del siglo XV, un palacio que había pertenecido al comunero Pedro de Sotomayor. Así pues, el artesonado policromado que hemos mencionado antes, pertenece a este antiguo palacio del siglo XV.

Una de las capillas más magnificas es la que sufragó Doña Ana Dorotea de Austria, hija del emperador Rodolfo II. El altar de bronce y cristal pintado es una obra de Sebastián Barnuevo, y que fue dedicado a la Virgen de Guadalupe y a las mujeres de la Biblia. La Abadesa se encarga exclusivamente del mantenimiento de esta capilla, el resto de capillas se ocupan el resto de las monjas.

capilla

Capilla de la Virgen de Guadalupe, capilla en el claustro que sufragó Doña Ana Dorotea de Austria.

Antes de llegar a la capilla que sufragó Doña Ana Dorotea de Austria, hay una capilla que alberga un Nacimiento Napolitano, y es más antiguo que el que se conserva en Palacio Real, ya que es de 1721.
Como anécdota del claustro, decir que la Anunciación de Fra Angelico, (Museo del Prado), se encontraba en un primer momento en una de las capillas. Fue un regalo del Duque de Lerma en 1611. A mediados del siglo XX el Gobierno decidió el traslado de esta obra a su ubicación actual. Desde ese momento hasta el día de hoy, las monjas siguen reclamando su devolución.

claustro

Claustro de las Descalzas Reales.

Aún queda por ver la estancia donde se encontraban las antiguas Celdas y donde ahora se exponen los tapices realizados sobre las tablas de Rubens, el Coro y la Sala Capitular. Unos tesoros que se descubrirán en la segunda parte del artículo el mes que viene.

 

Vía| Monasterio de las Descalzas Reales (Patrimonio Nacional). Descalzas Reales: Un “Mini Escorial” en pleno centro de Madrid (madridiario.es).

Más Información| Mesonero Romanos, R., El Antiguo Madrid. Paseos histórico-anecdóticos por las calles y casas de esta villa, Madrid, 1861. Sepulveda, R., Madrid Viejo. Crónicas, avisos, costumbres, leyendas y descripciones de la Villa y Corte de los siglos pasados, Madrid, 1888. Toajas Roger, M.A.,”Arquitectura del Monasterio de las Descalzas Reales: la Capilla de San José”, Anales de Historia del Arte, nº8: 127-147. Toajas Roger M.A., “Capiteles del primer Renacimiento en las Descalzas Reales de Madrid : estudio del Patio del Tesorero”, Anales de Historia del Arte, nº 13:97-130. Vilacoba Ramos, K.M., El Monasterio de las Descalzas Reales y sus confesores en la Edad Moderna, Editorial Visión Libros, 2014.

Imagen| Vista de la Escalera desde el Claustro, Cristo Yacente, Alfarje 2 tras su restauración, Capilla de la Virgen de Guadalupe, Claustro de las Descalzas Reales

En QAH| Las Descalzas Reales de MadridTesoros de las Descalzas Reales (II)

RELACIONADOS