Ciencia, Psicología 


Terapias Asistidas con Animales (I)

Todos hemos oído hablar más de una vez y de dos sobre las Terapias con Animales, y seguro que también nos han surgido preguntas del tipo ¿cómo funcionan realmente?, ¿por y para qué se usan?, ¿con qué colectivo se llevan a cabo?, ¿sirve cualquier tipo de animal? Etc, etc.

Bien, lo primero de todo es aclarar una serie de conceptos. En la literatura anglosajona, según Delta Society (1992) se pueden diferenciar:

  • Terapia Asistida con Animales (TAA). Intervenciones en las que un animal es incorporado como parte integral del proceso de tratamiento, con el objetivo directo de promover la mejoría en las funciones físicas, psicosociales y/o cognitivas de las personas tratadas.
  • Actividades Asistidas con Animales (AAA). Intervenciones con animales sobre la motivación, actividades culturales y recreativas, en las que se obtienen beneficios para incrementar la calidad de vida de las personas. No están dirigidas por un terapeuta, sino por un profesional o un voluntario que aplique conocimientos sobre la interacción entre animales y humanos. Resultado de imagen de terapias asistidas con animales

Por otro lado, el animal con el que se lleve a cabo la terapia tiene que reunir una serie de características que deben adaptarse al problema a tratar, tienen que estar especialmente adiestrados para trabajar en entornos especiales y comportarse adecuadamente ante reacciones imprevisibles. Aunque el más utilizado es el perro por la variedad de temperamentos y el fácil adiestramiento, también se usan otros animales como gatos, caballos o delfines.

Aunque este tipo de terapias no son la panacea ni tiene sentido utilizarlas de forma aislada, ya se han demostrado sus beneficios reiteradamente (en conjunto y de forma integrada con otro tipo de terapias). En términos generales se pueden englobar en: beneficios psicológicos, beneficios sociales, beneficios físicos, beneficios para niños y adolescentes, y beneficios para enfermos crónicos.

Resultado de imagen de terapias asistidas con animalesSi bien es cierto que tienen múltiples beneficios también hay que tener en cuenta una serie de precauciones y contraindicaciones, como son: control veterinario de los animales con los que se hagan las terapias; agresiones como mordedura o arañazos; alergias; la entrada de los animales en los hospitales, que sólo se hace de forma muy controlada y coordinada entre todas las disciplinas sanitarias; duelo por la mascota; y costes económicos.

A modo de conclusión, las TAA es una intervención muy útil y beneficiosa con distintos colectivos si se usa de forma coordinada e integrada en un plan de tratamiento o trabajo, ya que cuando las personas interactúan con animales tienen una sensación de unidad con la vida y con la naturaleza. Algunos autores han descrito las relaciones con los animales como parte de la energía de la vida y también como parte de la relación y comunión con la naturaleza.

* Vía|La terapia asistida con animales: una nueva perspectiva y línea de investigación en la atención a la diversidad
* Más información|Fundación Bocalán, CTAC
* Imagen|Terapias Asistidas con Animales

RELACIONADOS