Economía y Empresa 


¡Tener tiempo sí es posible!

¿A quién no le gustaría tener más tiempo para hacer todo lo que uno quisiese?

Con el avance de nuestros tiempos, las tecnologías y conocimientos, andamos más estresados que nunca; vamos como el conejo de Alicia por el mundo. Nuestras quejas son siempre las mismas: “no tengo tiempo”, “el tiempo es oro”, “se me ha hecho tarde”, etc. Sin embargo, hay personas muy efectivas y con éxito que tienen tiempo para todo e incluso para su entretenimiento y disfrute. Pues bien, te preguntaras y ¿cómo lo hacen?, la respuesta es planificando y gestionando de forma ordenada y adecuada su tiempo en base a prioridades.

Por consiguiente definimos la gestión del tiempo como la distribución  adecuada del tiempo de una persona en las distintas tareas y áreas que tiene que acometer. Con ello se obtiene la mayor productividad posible.

¿Cómo gestionar el tiempo?

  • Tomar conciencia de nuestros hábitos (identificar qué hacemos). Podemos identificarlo mediante un registro diario de las distintas actividades que realizamos y el tiempo que nos lleva cada una, así podremos identificar nuestros ladrones del tiempo.
  • Analizar cómo lo hacemos, observando qué correcciones podemos realizar.
  • Detectar para qué debemos actuar.
  • Definir cómo vamos a actuar.
  • Fijar plazos para la realización de cada actividad.

 

A la hora de realizar tareas se ha de seguir un procedimiento:

Priorizar las tareas>realizar la planificación>cumplir la planificación

Al planificar nuestras tareas se las debe asignar importancia y urgencia a cada una de ellas para poder definirlas de forma concreta.

  • Las tareas importantes son las que nos proporcionarán el cumplimiento de nuestros objetivos y por tanto aumentan nuestra productividad.
  • Las tareas urgentes van ligadas al tiempo, aumenta la urgencia tanto a medida que se acerque la fecha límite como en función del volumen de la tarea.

Podemos identificar el cuadrante de las tareas según estos parámetros en la siguiente matriz de gestión del tiempo:

urgenteimport

Con toda esta información definimos el proceso de planificación, en donde debemos:

  • Listar las tareas (asignándole importancia y urgencia), se suele utilizar la planificación del tiempo en base semanal. Este proceso lo realizaremos en base a la matriz superior de gestión del tiempo.
  • Identificar las tareas y colocarlas en el cuadrante correspondiente a la matriz de decisión de Eisenhower:matrizeisen

Con esta matriz, una vez conocido el cuadrante de nuestra tarea por la matriz primera de gestión del tiempo, podremos saber qué decisión tomar según el cuadrante que corresponda y actuar en consecuencia.

  • Una vez hecho, debemos reflexionar si gestionamos nuestro tiempo de forma correcta y si la realización de nuestras actividades mejoró en comparación a antes de iniciar el proceso.
    Si somos responsables y realizamos el proceso con actitud perseverante veremos resultados satisfactorios y habremos conseguido comprar un poco más de tiempo que quizás estaba mal gastado y repartido.

* Vía|(formación actívate)
* Más información|(google)
* Imagen|(www.elsalondellibro.es, www.facilethings.com, http://jmalarcon.es/)

RELACIONADOS