Trending 


¿Tener sexo Tántrico?

El “sexo tántrico” es un método de practicar el sexo que nos promete un mayor placer. La filosofía “tántra”, sobre la que se construye la teoría del sexo “tántrico” se enmarca en el hinduismo contemporáneo y es de enseñanza obligada en las escuelas de budismo tibetano.

Sexo tántricoEsta filosofía abarca varios niveles de espiritualidad e incluye técnicas de meditación y ritualización a través del acto sexual.  Técnicas que permiten gestionar el deseo sexual  y contener la eyaculación como sendero hacia la realización personal y el placer absoluto.  A través de la relajación, respiración y excitación, el sexo “tántrico” logra el equilibrio perfecto entre las energías sexuales de la pareja hasta alcanzar el orgasmo y  obtener el placer total.

Y es esa promesa de “placer total” la que da tanta fama al sexo “tántrico”. Impartido por maestros orientales y “gurús”, practicado por famosos que desvelan sus técnicas y beneficios y aclamado por todos lo que lo practican, el sexo “tántrico” se nos presenta como algo misterioso, complicado y al alcance de pocos, pero que promete unos niveles de satisfacción sexual desconocidos para la gran mayoría.

Ahora bien, tampoco son minoría los que mantiene que el sexo “tántrico” no es más que otra patraña creada a partir de la deformación de otra de esas corrientes orientales basadas en la reflexión, la meditación y el esfuerzo,  Tres “lujos” para los que pocos tenemos tiempo.  Para estos escépticos, cuando al sexo se le priva de la pasión y la espontaneidad del momento y se convierte en algo meditado, reflexivo y responsable, deja de tener esa fuerza, ese encanto y esa complicidad que lo hace tan excitante.

Sin embargo, la práctica totalidad de sexólogos recomiendan el sexo “tántrico”.  Controlando y aprovechando al máximo nuestra energía sexual y retrasando la eyaculación el mayor tiempo posible, alcanzaremos el éxtasis.  En los niveles más avanzados, las horas de besos, caricias y penetraciones “tántricas”, nos permitirán llegar a un nivel en el que la energía vendrá de golpe, el pico del placer que acompaña al orgasmo recorrerá todo el cuerpo y no solo se quedará en el área genital, proporcionando un disfrute único.  Esto es lo que hace que muchas parejas recurran una y otra vez a este tipo de sexo.

Pero el sexo “tántrico” requiere tiempo y preparación.  Los mismos sexólogos que alaban sus virtudes, admiten que para disfrutar plenamente de él no basta solo con la parcela sexual, es necesario acatar y vivir según la filosofía “tántra”, que va mucho más allá del sexo.  Solo si estamos dispuestos a aceptar esa filosofía podremos disfrutar plenamente de sus virtudes. ¿Merece la pena ese cambio de vida, solo por elevar nuestra satisfacción sexual?  ¿Realmente hace falta tanto esfuerzo por probar cosas nuevas en una parcela con la que ya podemos estar satisfechos o a la qué, simplemente, no damos tanta importancia?

¿Tú qué opinas?

Por Juan Canut

[iframe id="frame-dontknow" frameborder="0" scrolling="no" width="300" height="350" src="http://www.dontknow.net/widget/105011/probar-sexo-tantrico"]
RELACIONADOS