Derecho Internacional, Jurídico 


¿Tenemos derecho al olvido en la red?

sientese-correctamente-frente-a-una-computadora¿Alguna vez han probado a escribir su nombre en un buscador de Internet? ¿Se han llevado una ingrata sorpresa con el resultado obtenido? Si es así, no son los primeros a los que les sucede ni serán los primeros que intentan que ese negativo resultado de búsqueda (un viejo error del pasado, una foto que nunca debieron hacerse) desaparezca de Internet, es decir, que intentan hacer uso de su derecho al olvido.

El derecho al olvido es “el derecho de las personas a hacer que se borre la información sobre ellas después de un período de tiempo determinado” cuando esta información deja de ser de interés público.

Este derecho tiene varias facetas, si bien este artículo se centra en la existencia o no del mismo frente a los buscadores de Internet (ej: Google) en relación con contenidos que, aun siendo veraces, no queremos que estén colgados en la red y además, carecen de interés público y actual.

En estos momentos, el Tribunal de Justicia de la Unión Europea está deliberando si considera que existe este derecho con respecto a un caso entre un ciudadano español y Google a la luz de la Directiva 95/46/CE. Al teclear su nombre este ciudadano en el buscador, el primer resultado que aparecía era un anuncio en un periódico de subasta de un inmueble por impago a la Seguridad Social de 15 años atrás, que ya llevaba años resuelto. El ciudadano solicitó la retirada de ese resultado a Google, siéndole negada. La Agencia Española de Protección de Datos le dio la razón y exigió a Google su eliminación, si bien, este llevó el caso ante la Audiencia Nacional, que planteó una cuestión prejudicial (un tribunal español pide al Tribunal de Justicia de la Unión Europea que interprete una norma comunitaria aplicable para resolver un caso) al TJUE acerca de cómo interpretar la directiva antes mencionada.

¿Cuál es el problema jurídico en este caso?

Por un lado, Google alega que él es un prestador de servicios de motor de búsqueda que no puede alterar el resultado de esa búsqueda, ya que atentaría contra la libertad de información y que lo que debe hacer el afectado es solicitar la retirada a la página original. Por otro lado, la Agencia Española de Protección de Datos niega que sea posible retirar el anuncio original, ya que fue hecho legalmente, si bien, alega que el buscador debe respetar la ley española de protección de datos y el derecho al olvido de unos datos que, aun veraces, carecen ya de actualidad y son negativos para su protagonista.

Algunos expertos sugieren que el derecho al olvido ha sido mal planteado en este caso contra Google, ya que no se debería haber alegado la Ley de Protección de Datos sino la Ley 34/2002, de servicios de la sociedad de la información y de comercio electrónico, alegando que esta información atenta contra el derecho al honor y que, por tanto, Google debe retirarla.

El pronunciamiento del TJUE se espera para el mes que viene y será clave para saber el alcance de nuestro derecho a decidir qué se sabe y que no de nosotros en Internet. Además, la Comisión Europea está preparando una nueva regulación que previsiblemente incluirá la protección al derecho al olvido, por lo con el tiempo veremos en qué se concreta este derecho.

Vía| Privacidad en Internet y el derecho a ser olvidado/derecho al olvido, ¿Qué es el derecho al olvido?

Más información| Derecho al olvido en Internet

Imagen| Exploralasalud

En QAH|Cookies: un regimen cambiante, ¿Cómo conseguir una identidad digital positiva?,

RELACIONADOS