Patrimonio 


Templos hinduistas de Khajuraho

El tantra es una filosofía vital que parte del deseo como camino hacia la realización personal. Uno de los aspectos más cubiertos por el tantrismo es el sexo. Sin embargo, no hay que confundir las cosas y pensar que es el único. Por eso mismo, no hay que pensar que los templos de Khajuraho, con miles de esculturas que enseñan el camino tántrico, están plagados únicamente de símbolos sexuales. Sin embargo, está claro que lo exóticamente explícito del asunto pesa y Khajuraho es principalmente conocido por estas esculturas: de ahí el sobrenombre de los templos del Kama Sutra. En realidad, los 22 templos de Khajuraho son uno de los conjuntos arquitectónicos y escultóricos más importantes del centro de la India. Su estilo nagara, muy simbólico, marcó un hito cuando fueron construidos entre los siglos X y XI. Son considerados uno de los cuatro lugares sagrados de Shiva, pero Khajuraho es también un ejemplo de tolerancia religiosa. Los templos hindúes compartieron espacio con los jainistas. Khajuraho es también el principal legado de la dinastía Chandela. Para ellos fue su capital religiosa, cercana a su capital política de Mahoba.

Vista del templo de Vishvanatha

Vista del templo de Vishvanatha

Los Chandela prolongaron su poder durante siglos en el centro de la India, en la región conocida como Bundelkhand. Nannuka fue el primer Chandela, pero por aquel entonces aún eran vasallos de los Pratiharas. Sin embargo, al ver a estos débiles, los Chandela proclamaron su independencia. Las relaciones fueron a pesar de ello buenas y, de hecho, ayudaron a los Pratiharas en algunos enfrentamientos. Yashovarman, ascendido al poder en el año 925, tenía ideas diferentes: expandió sus territorios a costa de sus vecinos. Con más ingresos y poder, es también con este rey cuando Khajuraho empieza a despuntar y se construyen las primeras muestras relevantes de arte, como el templo de Lakshmana. Dhangdev continuó la expansión de los Chandela, así como las obras en Khajuraho gracias al templo de Vishvanatha. Décadas después, los Chandelas tuvieron que soportar el asedio de los musulmanes, con Mahmud Ghazni a la cabeza, pero mantuvieron sus territorios intactos.

Esculturas del templo de Lakshmana

Esculturas del templo de Lakshmana

No fue así a partir de 1120, cuando finalmente empiezan a ceder terreno, dos siglos después de empezar su expansión. Con Parmardidev a la cabeza, los Chandela entraron en conflicto con el poderoso sultanato de Delhi. Perdieron y pasaron a ser otra vez vasallos. Los templos de Khajuraho consiguieron mantener cierta influencia religiosa en la región, aunque fueron atacados varias veces bajo el nuevo régimen: los nuevos dirigentes musulmanes no los veían con buenos ojos. Los Chandela también mantuvieron su cuota de poder local hasta que en 1564 murió la última representante de la dinastía. En esta época, Khajuraho y sus templos ya habían declinado casi totalmente. Afortunadamente, su posición remota hizo que pasaran al olvido y que la vegetación los cubriera. Así fue hasta 1838, cuando varios locales dirigieron al británico T.S. Burt hasta los templos y fueron redescubiertos para el mundo entero. Alexander Cunningham fue el principal responsable de su investigación.

Vista del templo de Kandariya

Vista del templo de Kandariya

Khajuraho está situado en la cordillera Vindhya, entre arroyos y vegetación exuberante. En medio de esta bonita localización, hasta 85 templos fueron erigidos según las crónicas. Hoy vemos 22. Todos están sobre una estructura elevada y hechos de una piedra arenisca de gran calidad. Esta arenisca permite la unión de las piezas sin argamasa, así como el finísimo trabajo escultórico, que es la mayor virtud del sitio arqueológico. Los templos están diseñados bajo los principios del diseño mandala: simetría, mezcla de elementos geométricos y mucho simbolismo en la disposición de los elementos. Sobre ciertas salas comunes se elevan las agujas que emulan al monte cósmico de Kailasha. El templo de Kandariya Mahadeva es la obra maestra y también el más grande. Construido por el rey Ganda, su aguja se eleva 31 metros. Alrededor y dentro del templo podemos ver 646 esculturas. Aproximadamente un 10% de ellas tienen temática sexual. Otros aspectos y valores de la vida tántrica son el hilo conductor.

Detalle de temática sexual en Kandariya

Detalle de temática sexual en Kandariya

La ciudad moderna de Khajuraho tiene apenas 20.000 habitantes. Sin embargo, cuenta con un pequeño aeropuerto conectado con los principales destinos turísticos de la India, lo que hace de Khajuraho un destino muy habitual. Otra opción habitual es llegar en tren, siendo la ciudad de Jhansi el principal punto de conexión. Alexander Cunningham propuso un agrupamiento en tres partes que aún se mantiene. El grupo del oeste es el más importante y para ir al resto podemos utilizar bicicletas. En Khajuraho es muy importante ir con guía o audioguía para la interpretación de las esculturas. Cada día hay un espectáculo de luz y sonido destinado a los turistas. Más interesante es el Festival de Danza. Generalmente es en febrero y dura una semana. Se pueden apreciar todo tipo de bailes indios con los templos Chitragupta y Vishwanatha de fondo. Es además una época óptima para acercarse al centro de la India por las temperaturas.

En colaboración con el blog Viaje al Patrimonio

Vía| UNESCOWikipediaWikitravel

Imagen| Jean-Pierre Dalbérabutforthesky.comPenn State University Libraries ArchitectureAbhishek Singh BailooRamón

RELACIONADOS