Moda 


Swarovski: el magnate del cristal

La historia de Swarovski comienza en 1895 cuando su fundador, Daniel Swarovski, inventó una máquina de precisión para tallar y pulir el cristal. Desde un principio, su objetivo sería hacer que los cristales proporcionaran placer a las personas. Tomar lo bueno y mejorarlo aún más.

Poco tiempo después, la compañía debutaría en el mundo de la moda gracias a las relaciones que Daniel Swarovski mantenía con los grandes modistas del momento. Sus cotizados cristales pronto empezarían a ser pieza clave de valiosos vestidos de gala hechos a medida para la clientela de élite de la época. La firma Swarovski acababa de romper dentro del mundo de la alta costura.

Sería en estos años, cuando diseñadores de la talla de Cristóbal Balenciaga, Coco Channel, Elsa Schiaparelli o Christian Dior caerían prendidos de las piezas de cristal de Swarovski y empezarían a usarla con asiduidad en sus diseños.

Hoy día, y tras más de 120 años trabajando en el sector, la gama de cristales Swarovski incluye esculturas, miniaturas cristalinas para joyería y alta costura, decoración casera y rhinestones para fabricantes y artistas.

Desde un principio, Swarovski ha sabido posicionarse muy bien dentro del mundo del diseño, la moda, la joyería y el cine, convirtiéndose ésta en la principal causa de su éxito.Swarovski

Fiel a la misión con la que Daniel Swarovski creó la compañía: mejorar constantemente lo que es bueno, la firma siempre ha apostado por la innovación, llevando a sus cristales a ser esenciales dentro de la moda, las joyas y el espectáculo.

Entre sus últimos éxitos podemos destacar el lanzamiento de su primera línea de bisutería y la apertura de su primera boutique, ambos en la década de los 80. En 2007 inauguraría Swarovski Atelier, su línea de accesorios de lujo, en la que dos veces al año, presenta sus novedades en tallas, colores y efectos de cristal.

En la actualidad, el magnate del cristal cuenta con 2.200 puntos de venta y sus cristales están vinculados a firmas como Prada, Gucci o Victoria Secret, situándose entre las primeras marcas de lujo a nivel internacional.

A su vez, el grupo obtuvo unos ingresos de 2,87 millones de euros en 2011. La mayoría de su negocio proviene de las ventas de cristal, la mitad de los cuales procede de las alianzas con diseñadores de moda. La otra parte de su negocio, se debe en mayor parte a las ventas minoristas.

En definitiva, el espíritu innovador de la firma junto con la belleza del cristal de Swarovski, han hecho de la pequeña compañía de Daniel Swarovski, un referente internacional.

Vía| Wikipedia

Más información| Trendencias Blog Helen Cummins

Imágenes | Wikipedia

RELACIONADOS