Actualidad Jurídica, Jurídico 


La nulidad matrimonial del Papa Benedicto XIV de 1741, derogada

Ante las noticias aparecidas en prensa, se presentó la oportunidad de recabar información en el Palacio Arzobispal, Tribunal de Segunda Instancia Eclesiástico, en la Archidiócesis de Sevilla, sobre La nulidad matrimonial, regulada en el código de Derecho Canónico de 1983. Comentamos, de este modo, las modificaciones recientes habidas sobre el Procedimiento de Nulidad Matrimonial eclesiástica:

La actualización de los Cánones (artículos) regulados desde el artículo o canon 1671 al 1691 del Código de Derecho Canónico por el que se modifica la nulidad matrimonial canónica (De las causas para declarar la nulidad del matrimonio). El Motu Proprio (El Señor Jesús, Juez clemente),”Mitis iudex Dominus Jesus” y un Reglamento de aplicación.

El “Motu proprio”, que deroga los Cánones desde el 1.671 al 1.690 inclusive del Cº C. entró en vigor el día 8 de diciembre actual de 2015, y sin efectos retroactivos. Diferencia, por tanto, es la supresión de la doble Conforme (Instancia) instaurada por el Papa Benedicto XIV en 1741. La novedad de hoy es que hay una sola y única Primera instancia De ahí deviene firme la sentencia.

España, por un privilegio especial, tiene su propio Tribunal de la Rota, así las parejas españolas que quieran tramitar su nulidad matrimonial no tienen que acudir a Roma a una ulterior instancia. Únicamente continúa obligatoria la doble instancia o segunda instancia para la Apelación de la Primera Instancia cuando la parte agraviada esté en desacuerdo con la Primera Instancia. Se agiliza  de éste modo el Procedimiento de Nulidad Eclesiástica, que es el objetivo, y se aplica, por tanto, no por laxa, sino por rapidez al ser un éste, un procedimiento más breve y así, menos gravoso.

El Obispo de la Diócesis es el “Juez único”, tiene la evidencia probada, indicios poderosos para decidir él solo. Se traduce asimismo en economía de las partes del procedimiento. Se admiten los procedimientos e instruyen, por orden de llegada, el primero y así sucesivamente.

Igualmente, el precio de la anulación matrimonial serían la costas del Procedimiento más los Honorarios del abogado. Una cifra orientativa entre los 1.700 y los 2.200 euros. (Trámites ante la Primera Instancia del Tribunal eclesiástico de Madrid: 1.000 euros, más 3.500 euros de honorarios de abogados y 700 euros cada uno de los cónyuges para la prueba pericial psicológica en Madrid y 500 euros en el resto de provincias). A ello, habría que sumar otros 500 euros más si el caso llega ante el Tribunal de Segunda Instancia.

Existe una bonificación sobre las costas y honorarios del 10% al 90%, aplicado en todos los gastos si se carece de ingresos y tras la investigación fiscal procedente, de comprobación. Que el Procedimiento sea gratuito, esto es precisamente una “no novedad” ya que existía desde antes de las modificaciones. Se benefician a día de hoy de la justicia gratuita más del 24% de la población que accede a solicitar una nulidad matrimonial eclesiástica sin ingresos o muy inferiores. Hay un patrocinio gratuito, con reducción de costas procesales para beneficio del que lo necesite, de este modo, regulen las parejas que así lo deseen su situación matrimonial, en su propio beneficio.

Vía| Vaticano.va

RELACIONADOS