Economía y Empresa, Panorama Internacional 


Super Mario vuelve

El presidente del BCE Mario Draghi, alias "Super Mario", viene pisando fuerte este 2015 prometiendo estímulos a la economía europea.

El presidente del BCE Mario Draghi, alias “Super Mario”, viene pisando fuerte este 2015 prometiendo estímulos a la economía europea.

Apenas llevábamos un par de días en 2015, que el presidente del Banco Central Europeo (BCE) Mario Draghi ya ha lanzado sus primeras declaraciones en relación a año que viene. En concreto ha indicado que nos espera una recuperación frágil e irregular que dificultará la consecución del gran objetivo del BCE: una inflación justo por debajo del 2%.

En efecto, la media europea de inflación (variación de los precios) en noviembre era un 0,3% únicamente y la caída en los precios del petróleo puede suponer una gran amenaza. “El riesgo de deflación en Europa no está excluido pero es limitado”, afirmaba Mario Draghi el pasado 2 de enero en el diario financiero Handelsblatt. “Estamos realizando preparativos técnicos (…) para reaccionar a un período demasiado largo de inflación baja. Hay disensión dentro del Consejo de Gobierno respecto al tema.”

Esquema de cómo los intereses del BCE se transmiten a los precios. A la derecha, los factores externos que afectan al Transmission Mechanism

Esquema de cómo los intereses del BCE se transmiten a los precios. A la derecha, los factores externos que afectan al Transmission Mechanism

Una declaración que consiguió mover los mercados de divisas con el euro cayendo a hasta la zona de 1,2 dólares, unos mínimos que no se veían desde hacía cuatro años. Esto se debe a que los estímulos que están dispuestos a utilizar en el BCE son poco convencionales. ¿Qué son esos estímulos de los que tanto hablan? Principalmente consistiría en comprar bonos del Estado en el mercado secundario para asegurarse de que los bajos intereses fijados por el BCE se vean reflejados en los precios.

Me explico. El BCE ofrece intereses bajos al mercado para que los bancos presten dinero y consigan incentivar el consumo y los precios vuelvan a situarse en unos niveles razonables. No obstante, existen ciertos factores externos que escapan el alcance de Draghi. Por lo tanto, para conseguir que sus políticas monetarias se transmitan correctamente, creó el Securities Market Programme que permitía al BCE comprar bonos del Gobierno en el mercado secundario (es decir, no al Estado directamente sino a aquellos que quieran vender los bonos comprados anteriormente) para dar liquidez al mercado.

En resumen, el BCE, con “super Mario” al frente, comenzará el año pisando con fuerza y parece que no dudan en tomar medidas extraordinarias con tal de que sus políticas monetarias finalmente tengan efecto, salgamos definitivamente de la recesión y evitemos la gran amenaza de deflación. Abróchense los cinturones señores, 2015 viene movidito.

Vía| El Economista

Más información| BCE, El financiero, BCE

Imagen| Finanza.com

En QAH| ¿Puede convertirse Europa en el próximo Japón?

RELACIONADOS