Coaching Profesional 


¡STOP! Estoy cogiendo impulso

Coger impulso para tus objetivosCuando comienzas un nuevo proyecto, o quieres dar un impulso a un proyecto en el que ya estás metido hay veces que compensa pisar el freno.

¿ Para qué ?

Para:

1. Identificar cuáles son tus habilidades, ¿qué capacidades tienes? Muchas veces no somos conscientes de nuestras capacidades porque las usamos de forma automática -competencias inconscientes-. Dar a esas destrezas un lugar en nuestro conocimiento personal es como saber dónde dejas las llaves al llegar a casa, cuando las necesitas, sabes dónde están.

Cuando somos conscientes de esas habilidades se nos permite usarlas de una forma más eficaz y consciente pudiendo mejorarlas y poniéndolas en funcionamiento hacia nuestros objetivos. Solo es cuestión de pararse un poco y preguntarse: ¿En qué soy bueno? ¿Dónde destaco? ¿Con que actividades entro en ese estado que Mihály Csíkszentmihályi  llama “fluir”? Respondiendo a estas preguntas puedes descubrir cuáles son tu mejores habilidades.

2. Gestionar las creencias que nos impiden avanzar. Bien por miedo, por inseguridad, por falta de atrevimiento, porque somos muy perfeccionistas o porque nos aterran los errores, descubrir cuáles son las barreras que nos impiden avanzar y ponerles nombre nos permite ir trabajando sobre ellas para cambiarlas, modificarlas o sustituirlas. Muchas veces será solamente aprender a gestionar ese miedo, aunque nunca acabaremos con él, incluso es importante porque nos sirve de alerta.

El tema de la inseguridad es un “saltar al vacío”, no siempre podemos tener  todo controlado, no sabemos qué hay al otro lado de la puerta, pero lo que sí que podemos hacer es tener una red de apoyo, una personas que sabemos que nos puede recoger en un momento difícil, valorar ese riesgo, tener a la vista distintas alternativas a modo de malla de seguridad de equilibrista. El cambio no se produce de la noche a la mañana, es un proceso, un paso a paso, unas veces es empujar puertas, otras es subir una escalera, otras dejarse llevar y otras saltar una valla. Pero casi todas necesitan un ingrediente: el atrevimiento, el intentar algo nuevo, diferente.

3. ¿Qué habilidades puedes necesitar para tu nuevo proyecto? Descubrir que te faltan algunas capacidades o que las puedes mejorar no es impedimento para alcanzar tu meta, es una parte del trayecto, o quizás es el motor que acelera tu camino, depende. Lo que es seguro es que son grandes aliadas, que una vez descubiertas podemos comenzar a trabajar. En talento, las habilidades se adquieren por práctica intensa, no se habla de talento como algo genético, sino más bien como entrenamiento, entrenamiento y más entrenamiento.

¡¡Feliz trayecto hacia tus objetivos!!

Más información | Generando Talento

Foto | Facebook

 

RELACIONADOS