Apple, Tecnología y Social Media 


Steve Jobs: El lado oscuro del fundador de Apple

jobs

Hoy se estrena en España la película jOBS, un acercamiento a la juventud y madurez de Steve Jobs, uno de los personajes más mediáticos de las últimas décadas, especialmente en Estados Unidos. En pocos días se cumplirán dos años de su muerte, un suceso que vino acompañado de una inmensa atención de los medios de comunicación, incluyendo columnas de opinión cercanas a la hagiografía, decenas de biografías ad hoc, y repetición de frases del empresario como si de mantras se trataran. Steve Jobs es considerado a nivel popular uno de los mayores genios de los últimos 50 años. ¿Fue para tanto?

La película que se estrena hoy en nuestro país dibuja una versión de Jobs que incluye varios de los sucesos más polémicos de su carrera empresarial y de su vida privada. Sin entrar a valorar la película (es un biopic clásico de Hollywood sin grande alardes), nos muestra interesantes detalles de la trayectoria del co-fundador de Apple. Incluso se hace especial hincapié en la extraña posición que adoptó ante su primera hija concebida con una novia de juventud.

ashton-kutcher-as-steve-jobs

Ashton Kutcher es Steve Jobs en jOBS

Pero lo que más nos interesa es la actitud y las decisiones que toma a lo largo de su carrera como emprendedor. No todas, obviamente, fueron acertadas, íntegras ni populares. Y es que a la muerte de Jobs también se sucedieron artículos y reportajes en prensa que trataban de alumbrar el lado oscuro del genio. The New York Times ofreció declaraciones de algunos ex empleados del magnate en las que se le atizaba:

Durante cuarenta años, Jobs no dejó de intimidar a sus compañeros y empleados. Se comía vivos a sus subordinados y socios que no cumplían con su trabajo, hacía morder el polvo a los competidores que no estaban a su altura. Tenía un sueño de grandeza, que empuñaba como un arma para cambiar la cara de la industria informática, telefónica y del entretenimiento, y no estaba dispuesto a ceder un ápice.”

La revista Rolling Stone también difundió unas contundentes declaraciones de un ex empleado de Jobs:

“Gritaba, lloraba, pataleaba. Tenía una cruel facilidad para llevar a sus empleados al borde de un ataque de nervios y luego cargárselos; pocos quisieron trabajar con él dos veces. Hacía gala de una brutalidad sin arrepentimientos y tenía una personalidad abrasiva imponiendo su forma de ver el mundo, que no todos compartían. Lo que recuerdo de él es cómo entraba vociferando en la oficina y que llevaba vaqueros andrajosos. Todo el mundo parecía tenerle miedo”.

No cabe duda de que la película también se nutre de opiniones como estas ya que se nos muestra a Jobs como un emprendedor seguro de sí misma, con una visión comercial diáfana, pero tiránico con sus empleados, ya desde sus inicios. Nada podía interponerse en el cumplimiento de sus objetivos. Pero, no nos olvidemos, tan solo es una película…

Lo más probable es que Jobs no fuese ni ese genio casi divino cuya imagen Apple ayudó a vender, ni un tirano despótico que arrasaba con todo para cumplir sus fines creativos y comerciales. Fue un emprendedor fundamental en el desarrollo de la tecnología de consumo de principios del siglo XXI y creador de una de las compañías más importantes de las últimas décadas. Y no es poco.

Vía | nytimes.com  rollingstone.com

Más información| QAH

Imagen | cacharros.es

RELACIONADOS