Casos empresariales, Economía y Empresa, Tecnología y Social Media 


Steve Jobs: el impulsor de la nueva revolución de los videojuegos

La reciente muerte de Steve Jobs ha dejado un enorme vacío, no sólo en las mentes y corazones de su legión de seguidores y “Apple-adictos”, sino en un sector en constante cambio como es el de la tecnología. Un sector en el que él y sus colaboradores más cercanos (como Jonathan Ive) eran y se consideraban “artesanos” de lo digital, y cuyas preocupaciones no eran simplemente ganar dinero sino ofrecer, además, grandes productos.

Jobs presentando el iPhone 4 en sociedad

Ególatra afortunado para unos, genio icónico para otros, Steve Jobs será recordado por acercar las nuevas tecnologías a todos los públicos y hacer que sus dispositivos fueran, cuestión económica aparte, accesibles para cualquiera con capacidad para moverse por la interfaz táctil. Fue un visionario en todos los sentidos, y aunque nunca manifestó su pasión por los videojuegos, supo ver que todavía quedaba mucho por explorar y explotar a este respecto en los dispositivos móviles.

Steve Jobs y sus iPhones e iPads continuaron un modelo de negocio que ya se había iniciado años atrás con la apertura de iTunes para iPod. Así, se creó la App Store, una tienda virtual en la que los usuarios podían descargarse todo tipo de aplicaciones; entre ellas, cómo no, videojuegos. Su efecto fue inmediato: miles de descargas y un buen puñado de compañías que les acabaron por imitar, como Nintendo con su eShop para DSi y 3DS. El sector de los videojuegos no volvería a ser el mismo desde entonces. Ya hay, incluso, quien considera que los smartphones se comerán tarde o temprano al resto de consolas portátiles.

Gracias a la revolución iniciada por Jobs hoy podemos disfrutar de títulos tan adictivos como Angry Birds, Plants vs. Zombies o Cut the Rope, entre otros; y aunque haya unas pocas compañías que se nieguen a ver lo evidente – como la propia Nintendo, que recientemente aseguró que no desarrollarán ningún título para smartphones-, lo cierto es que el futuro de los videojuegos pasa por las plataformas móviles y su modelo de negocio, basado en las descargas, en los precios módicos y en los juegos de concepto y planteamiento sencillo.

Imágenes| FayerWayer,  Messenger, Softonic

RELACIONADOS